Bo-taoshi, a por ellos a lo bestia

Vídeo

Bo-taoshi se puede tra­du­cir como palo abajo y es que en eso con­siste el obje­tivo del juego. Ambos equi­pos se divi­den en 2 gru­pos: defen­so­res y ata­can­tes. Los pri­me­ros debe­rán rodear un palo de madera de unos (3-5m) que se sitúa per­pen­di­cu­lar al suelo, de manera que pue­dan defen­derlo el máximo tiempo posible.

El obje­tivo de los ata­can­tes es derri­bar el palo rival, el palo se con­si­de­rará derri­bado cuando quede a 30º o menos res­pecto al suelo.

Para ganar se per­mite “casi todo”: empu­jo­nes, pata­das, pla­ca­jes, manotazos…

Vía Jot Down

30 cosas que un treintañero no

treintañero
Standard
  1. Vivir con tu madre.
  2. Hablar sobre las muje­res con las que te has acostado.
  3. Ir depi­lado.
  4. Lle­var gorra.
  5. Pelearse en una discoteca.
  6. Lle­var la cami­seta de tu equipo de fút­bol favorito.
  7. Ves­tirte a con­junto con tu novia.
  8. Pagar a medias en la pri­mera cita.
  9. Ser un porrero.
  10. Decir “No estoy pre­pa­rado para una relación”.
  11. Pisarte los vaque­ros o lle­var­los muy cagaos baggy.
  12. Beber vino barato.
  13. No saber hacerle un buen cunnilingus.
  14. No saber cocinar.
  15. Hacerte sel­fies en el gimnasio.
  16. Lle­var gafas de sol en un bar.
  17. Estar en Tinder.
  18. Poner “estoy en rela­ción con…” en Facebook.
  19. Mear en la taza del wáter o fuera de ésta.
  20. Embo­rra­charte cada fin de semana.
  21. Durar menos de 5 minu­tos en la cama.
  22. Escri­bir con fal­tas de orto­gra­fía y ligar con emoticonos.
  23. Dis­fra­zarte de mujer para el Carnaval.
  24. Rega­larle un perro a tu novia que quiere tener hijos.
  25. Hacerle de fotó­grafo a tu novia ego blogger.
  26. Liarla por la calle.
  27. Follar con calcetines.
  28. Hacerte un tatuaje tribal.
  29. Ir con un skate o un patín.
  30. Ir de víctima.

Vía intersexciones.com

30 cosas que una treintañera no

500-days-of-summer
Standard
  1. Pija­mas de Mickey Mouse, bra­gui­tas de Hello Kitty y nece­se­res de Mafalda.
  2. Blu­sas de animalitos.
  3. Dos tren­zas o dos coletas.
  4. Acti­tud de pánfila.
  5. Nail art.
  6. La pur­pu­rina.
  7. Tener el poster de Audrey en tu casa.
  8. Estar engan­chada a “50 som­bras de Grey”.
  9. Fal­das cortas.
  10. Gorros con orejitas.
  11. Hablar como una camionera.
  12. Tener funda de móvil de Playboy.
  13. Ser esclava de la moda.
  14. Hacer glo­bos con el chicle.
  15. Apun­tarse a los cas­tings de los realities.
  16. Lle­var cas­cos gran­des a juego con las zapatillas.
  17. Ir sin suje­ta­dor por la vida.
  18. Seguir per­fu­mán­dote con Nenuco.
  19. Hacerte sexy comiendo un helado…
  20. Ser gótica.
  21. Tener la can­ción de verano de tono de tu móvil.
  22. Hacer “V” de “Vic­to­ria” en las fotos.
  23. Levar chan­clas.
  24. Que se te vea el tanga.
  25. Follar en un coche.
  26. Ligar con un bar­men para con­se­guir copas gratis.
  27. Subir al podium para bailar.
  28. Hacer bote­llón.
  29. Tatuaje tibe­tano a lo Angelina.
  30. Abrir un ego blog.

Vía Intersexciones.com

Los diez mandamientos del programador humilde

Los programadores deben ser humildes
Standard
  1. Com­prende y acepta que te vas a equi­vo­car. Nadie es infa­li­ble… ni siquiera tu.
  2. No eres tu código. Si alguien te dice que algo en tu código está mal, no te lo tomes como un ata­que per­so­nal que haya que resol­ver en un duelo al alba.
  3. No importa cuanto sepas de algo, siem­pre habrá alguien que sepa más. O lo que es lo mismo: a los sabe­lo­todo les ter­mi­nan tocando la carita, acepta los con­se­jos de los demás.
  4. No rees­cri­bas código sin con­sul­tar primero.
  5. Trata a la gente que sabe menos que tu con res­peto, defe­ren­cia y pacien­cia. A nadie le gus­tan los per­do­na­vi­das y similares.
  6. La única cons­tante en el mundo es que cam­bia. Es decir: no ten­gas miedo al cam­bio. Es más, aprovéchalo.
  7. Las ver­da­de­ras posi­cio­nes de auto­ri­dad par­ten del cono­ci­miento, no del puesto.
  8. Lucha por lo que crees fir­me­mente, pero acepta la derrota si se pro­duce. Vamos, que no seas un Ron­cero de la vida y el desarrollo.
  9. No seas el tipo del cuarto oscuro. Siem­pre es mejor tra­ba­jar en espa­cios abier­tos y cola­bo­ra­ti­vos… y con ventanas.
  10. Cri­tica el código, no al pro­gra­ma­dor. Se ama­ble con el desa­rro­lla­dor, no con el código. El reverso del segundo mandamiento.

Vía Gen­be­ta­Dev

Sevilla Startup Café

Standard

Estu­vi­mos en la reunión de Sevi­lla Star­tup, el grupo que per­si­gue crear un Eco­sis­tema Star­tup de Sevilla.

La diná­mica de esta reunión fue de estilo Bar­Camp, o sea, la (des)conferencia fue­ron echas por los mis­mos par­ti­ci­pan­tes. Quién quiso pro­puso un tema para hablar y entre todos se votó los mejores.

Salie­ron dos temas:

  • Seg­men­ta­ción publi­ci­ta­ría y social. El equipo de desa­rro­llo de FreeDeus.com nos contó lo que están pre­pa­rando en exclu­siva antes de su lan­za­miento. Más que una charla el for­mato fue de una con­ver­sa­ción con el público que expuso sus obje­cio­nes y mul­ti­tud de dudas sobre el pro­yecto. El equipo supo expli­carse y resol­ver­las todas. El pro­yecto es sólido y espe­re­mos que ten­gan toda la suerte que se mere­cen. He tenido la opor­tu­ni­dad de pro­bar la apli­ca­ción web ya y han hecho un tra­bajo espec­ta­cu­lar. Es mucho mejor que las pági­nas de ser­vi­cios parecidos.
  • Estra­te­gias comer­cia­les. Mateo Zamo­rano nos contó como debe afron­tar un buen comer­cial el difí­cil arte de ven­der. Qué fun­ciona y qué no y, en gene­ral, cuál es una buena apro­xi­ma­ción a un cliente potencial.

Dos temas muy intere­san­tes del que apren­di­mos mucho.

En medio con cafés de por medio y des­pués con cer­ve­zas como inter­me­dia­rios con­ti­nua­mos la charla con los ponen­tes y nos cono­ci­mos todos un poco mejor. Todo el mundo estuvo bas­tante par­ti­ci­pa­tivo, el evento fun­cionó a la per­fec­ción y se sen­ta­ron las bases para seguir desa­rro­llán­dolo y con­ver­tirlo en  un eco­sis­tema que genere nego­cios de verdad.

eComm and Beers Sevilla v.5.0

Standard

Estuve por pri­mera vez en el eComm & Beers Sevi­lla v.5.0 orga­ni­zado por Work in Com­pany y resultó ser de lo más interesante.

Jose Manuel Boza contó su expe­rien­cia en el comer­cio elec­tró­nico des­pués de tra­ba­jar mucho tiempo en el comer­cio tradicional.

Su espe­cia­li­dad es el mate­rial audio­vi­sual para pro­fe­sio­na­les y nos contó con todo lujo deta­lles como ha sido su paso de uno al otro mundo. En su caso, ha sido más una adap­ta­ción a una nueva reali­dad que empe­zar un nego­cio desde cero y eso aportó muchí­si­mas ense­ñan­zas sobre como ha hecho para pasar de un mundo a otro, como ges­tio­nar bien los recur­sos, los cos­tes exac­tos de cada item nece­sa­rio, las razo­nes que le han hecho hacer las cosas de esa manera y no de otra, completísimo.

Engan­chó al público con su charla y, aun­que se hizo tarde, no se hizo largo en abso­luto. Incluso lamenté que no pudiera con­cluir como tenía preparado.

Hay cur­sos de Comer­cio Elec­tró­nico de pago que no apor­tan con­te­ni­dos tan intere­san­tes como este. Una visión ale­jada de la de los gurús de labo­ra­to­rio y pegada a la ver­da­dera reali­dad. Un diez.

Mucha suerte con el pro­yecto tanto a Boza como al equipo de Work in Company.