El avión perfecto

Curiosa e ilustrativa la recopilación de Skyscanner a la que hace referencia Paco Nadal en El Viajero: ¿Cómo sería el avión perfecto si nos consultaran a los viajeros?. La lista de diez puntos empieza así:

  1. Literas con camas estilo cápsulas (20%)
  2. Secciones insonorizadas para niños (18%)
  3. Asientos almohadillados por la parte trasera para evitar patadas de niños (8%)
  4. Sillones de masaje (8%)
  5. Uso gratuito de iPads (5%)

Vía Microsiervos.

Cómo predecir el tiempo con una taza de café

Esto que he visto pasar por Instructables al parecer es viejuno, pero no recuerdo haberlo visto antes.

Así que ahí va: cómo utilizar las burbujas que se producen al servir una taza de café como barómetro – y anticipar así el tiempo que hará en las próximas 12 horas.

De modo prepara un cafe -o un té o colacao- y observa las burbujas que se producen al servirlo:

Predict weather with a cup of coffee

  • Si las burbujas se van a los bordes de la taza con rapidez: cielos despejados.
  • Si las burbujas se quedan en el centro de la taza, busca un paraguas.
  • Si las burbujas se mueven lentamente hacia el borde de la taza: puede que el tiempo esté un poco feo, pero despejará antes o después.
  • Si no salen burbujas, remueve.

El truco se basa en cómo la presión atmosférica afecta a las burbujas: “si hay una alta presión las burbujas se ven empujadas contra los bordes de la taza -y las altas presiones suelen ir acompañadas de cielos despejados. En cambio la baja presión atmosférica no desplaza las burbujas y suele conllevar tiempo inestable.”

Vía Microsiervos.

La tecnología del futuro

Hace tiempo publicamos por aquí uno de esos vídeos en los que se muestra el futuro de la tecnología. Es de ese tipo de clips de unos pocos minutos surgidos del trabajo de algún director de cine con guión de alguien del departamento de márketing basado en las historias que les oyeron contar a los de I+D en la cafetería. Este en concreto es de Microsoft y nos sitúa en 2020.

Seguro que alguna vez has visto alguno de estos montajes: los hacen prácticamente todas las compañías tecnológicas. Permiten enseñar cómo les gustaría que fuera el futuro y cómo los aparatos y tecnologías en los que están trabajando y tienen en mente podrían encajar. Suelen ser piezas visuales muy entretenidas y agradables, aderezadas con bandas sonoras muy relajantes.

Pero para mi, que siempre ando dándole vueltas a estas cosas, algo no encaja. Y es que no hay nada como ver el videoclip y luego volver a verlo pero pensando -un poco sarcásticamente- en cómo serían las cosas en el MundoReal™ para darse cuenta de que…

  • En ese futuro no hay basura. Los suelos limpios y las paredes sin graffiti resultan ser superficies perfectamente claras en las que siempre se pueden proyectar imágenes de pantallas virtuales sin problemas.
  • En los edificios y calles no hay obstáculos. Los robots, coches automáticos y otros dispositivos con capacidad de movimiento nunca tienen por qué esquivar obstáculos, cajas o zanjas en la calle.
  • Nadie tiene prisa por nada y todo el mundo es estupendamente educado. Todos los ejecutivos van de un lado a otro completamente relajados y tranquilos -consultando sus dispositivos futuristas sin estrés alguno- y todo el mundo se sonríe con complacencia casi secreta, como los vampiros en las películas cuando se reconocen unos a otros.
  • Todos los dispositivos táctiles funcionan a la perfección. Ninguno falla porque el propietario tenga las manos demasiado grandes, pequeñas o vaya con guantes. Naturalmente, aunque la letra del terminal del futuro sea extremadamente pequeña, todos los que lo usan tienen visión perfecta y pueden leer a cualquier tamaño sin problemas.
  • Nunca hay reflejos molestos. Las pantallas del futuro no solo se ven bien y están siempre limpias, sino que siempre da la casualidad de que aparecen en el ambiente idóneo: ni poca ni mucha luz. Naturalmente, jamás reciben un rayo de sol directo ni hay que poner la mano encima para que les de un poco la sombra aunque estés en mitad de la calle.
  • A pesar de ir enseñando los gadgets más avanzados del futuro, en las ciudades de esos vídeos nunca hay ladronzuelos que miren de reojo cómo mangarte el teléfono o la cámara de fotos; seguro que ese futuro ya no habrá que tirar las fotos medio a escondidas ni dejar de usar los auriculares con cable blanco que delatan que llevas un carísimo iPhone 15G en el bolsillo.
  • Las oficinas parecen laboratorios de aislamiento, de lo limpias y blancas que están… Nadie osaría comerse un bocata y dejar las migas por ahí encima; esa es por desgracia una de las costumbre que habrá que sacrificar en estos futuros perfectos.
  • Siempre se puede trabajar con la gente a través de videoconferencia. No solo todo el mundo está disponible cuando lo necesitas sino que además te reciben con una sonrisa, especialmente los clientes. Mejor aún: siempre aceptan las nuevas propuestas, como si jamás fueran a llevarte la contraria cuando les presentas un diseño o los datos de una hoja de cálculo. Se puede concluir que la mala leche ha sido eliminada en estos futuros perfectos.
  • Los niños son tranquilos, les encanta hacer los deberes, no hacen ruido y se comportan como adultos. Nada de golpear los tablets, arrastrarlos correteando por la casa o pincharlos con los lápices a ver qué sucede. Una tableta de un vídeo futurista nunca tendrá un rasguño, aunque el pequeño Atila la haya pisoteado y arrastrado por toda la casa.
  • Toda la gente del futuro es bella, cual modelos de cine. ¡Había que decirlo!
  • La Comic Sans ha desaparecido. Tal vez por esto, y sólo por esto, merezca la pena hacer el esfuerzo y llegar a ese futuro, bien sea el 2020 o cuando corresponda.

 

Vía Microsiervos.

Sevilla Startup Café

Estuvimos en la reunión de Sevilla Startup, el grupo que persigue crear un Ecosistema Startup de Sevilla.

La dinámica de esta reunión fue de estilo BarCamp, o sea, la (des)conferencia fueron echas por los mismos participantes. Quién quiso propuso un tema para hablar y entre todos se votó los mejores.

Salieron dos temas:

  • Segmentación publicitaría y social. El equipo de desarrollo de FreeDeus.com nos contó lo que están preparando en exclusiva antes de su lanzamiento. Más que una charla el formato fue de una conversación con el público que expuso sus objeciones y multitud de dudas sobre el proyecto. El equipo supo explicarse y resolverlas todas. El proyecto es sólido y esperemos que tengan toda la suerte que se merecen. He tenido la oportunidad de probar la aplicación web ya y han hecho un trabajo espectacular. Es mucho mejor que las páginas de servicios parecidos.
  • Estrategias comerciales. Mateo Zamorano nos contó como debe afrontar un buen comercial el difícil arte de vender. Qué funciona y qué no y, en general, cuál es una buena aproximación a un cliente potencial.

Dos temas muy interesantes del que aprendimos mucho.

En medio con cafés de por medio y después con cervezas como intermediarios continuamos la charla con los ponentes y nos conocimos todos un poco mejor. Todo el mundo estuvo bastante participativo, el evento funcionó a la perfección y se sentaron las bases para seguir desarrollándolo y convertirlo en  un ecosistema que genere negocios de verdad.

Premios bitácoras 2010 y premios Podcasting 2010

El fin de semana nos ha dejado una ristra de premios a los blogs en general y a los podcast en particular que siempre son interesantes de analizar y observar. A continuación, mi opinión sobre ellos más subjetiva que nunca si cabe.

Premios Bitácoras

Los premios Bitácoras han venido este año peor que nunca por varias razones. Primero, no se entregaron en el EBE (como en los dos años anteriores). Eso les ha quitado importancia en mi opinión porque se han entregado en un evento creado para la ocasión con sólo 300 personas aproximadamente de aforo. Bueno, he ido a bodas con más gente, o sea, muy poco relevante. En el EBE de año pasado una ambientación increíble y un aforo de más de mil personas. 2500 van este año al EBE.
Después, parece que los premios se han dado preferentemente a blogs más desconocidos, en vez de ganar los más famosos. Tiene su parte buena, pero, en general, me parece que también les hace perder relevancia. Sólo conozco a 7 blogs de los 20 premios entregados.

  • Me llama la atención que el mejor blog tecnológico lo ha ganado uno que habla de Android. Suena demasiado poco general para un premio que sí lo es.
  • El mejor blog  de educación y, sobre todo, el mejor blog gastronómicoy del público los han ganado blogs más o menos desconocidos pero que, después de darles un vistazo, desde luego se lo merecen. El blog Webos fritos es sin duda espectacular y una referencia a seguir sin ninguna duda.
  • Es una injusticia que los premios se vuelvan a olvidar otra vez de Hombre Lobo, sin duda el blog de viajes más visitado en español. Lleva tres años quedándose a las puertas es ya una asignatura pendiente de los premios.
  • Totalmente inmerecido el de podcast para La Aldea Irreductible (en los premios de los podcasts ni se ha nombrado). Es un gran podcast, con programas al estilo de Juan Luis Cebrián, pero que sólo ha publicado 7 podcast en todo el año. Mil se lo merecían más.
  • El deportivo a La Libreta de Van Gaal desde luego es un acierto.
  • Y el mejor del jurado a uno del que ya pasó su tiempo también es rarito.

Premios Asociación de Podcast

Estos premios sí que han sido mucho más lógicos y con más criterio.

  • Arte y cultura a La Cocina Tv, un videoblog muy trabajado e interesante. Recomiendo especialmente los dos programas dedicados a Carme Ruscalleda.
  • Cultura Audiovisual a 00Podcast también super merecido. El mejor podcast de cine en español, muy cuidado y con una periodicidad espartana.
  • Deportes a Desde boxes que es de un integrante de 00podcast con otros amigos. Este es casi el único que no me ha gustado. Sobre deportes en general y F1 en particular está  mejor F1 al día.
  • Entretenimiento y humor a Gravina82. Nada que decir. Es el mejor y punto pelota.
  • Magazine a Kafelog que no podía quedarse sin su premio.
  • Noticias, actualidad y política a Dame la voz, quizás la mejor tertulia política, no sólo de la podcastfera sino de toda la radio española.
  • Mejor podcaster femenina a Lorena Gil. Una gran voz y una excelente conductora de su podcast, que no es nada fácil.
  • Tampoco me ha gustado el de mejor podcaster masculino a Sam Danko. Hay muchos más que se lo merecían.

Como se ve mucho mejor estos premios que han premiado a quienes tenían que serlo en general y que a ver si dan un nuevo impulso a los podcast, que son geniales.

Las nuevas bombillas con dirección ip

Tanto nosotros como los objetos cotidianos que nos rodean estamos cada vez más conectados. Incluso se ha inventado un término: la “internet de las cosas”para definir esos entornos en los que no solo los ordenadores, teléfonos y tablets tienen su conexión a Internet activada; muchos más aparatos eléctricos pronto lo estarán: televisores, neveras, despertadores, sistemas de riego…

Ahora, un fabricante holandés comercializa ya los componentes necesarios para que la iluminación de una casa esté también conectada: son las bombillas conectadas a Internet, que incluso tienen su propia dirección IP y pueden recibir órdenes y comportarse inteligentementede forma individual.

Lo que ha desarrollado NXP es un sistema llamado GreenChip; se trata de unos pequeños chips que se comportan como ordenadores simplificados en miniatura y que los fabricantes de bombillas pueden incorporar en sus modelos LED o fluorescentes de bajo consumo.

Estos chips proporcionan a las bombillas una dirección IP de Internet (una especie de ‘número de teléfono único’) que se puede controlar en una red local desde sistemas sistemas domóticos o también desde un ordenador o teléfono con conexión a Internet. Gracias a que la red de redes está siendo ampliada de la vieja numeración IPv4 a IPv6no habrá problema alguno en que esas direcciones se agoten pues hay billones y billones de números o direcciones IP distintas.

Con el software adecuado, se puede controlar la intensidad de la bombilla y programarla

Además de contar con su dirección IP para que la bombilla se pueda controlar, el sistema proporciona a cada punto de luz conectividad inalámbrica, mediante un estándar llamado IEEE 802.15.4 / ZigBee que se utiliza para los aparatos domésticos. De este modo y con el software adecuado es como se puede acceder a los controles avanzados de la bombilla, tales como programarla o variar su intensidad.

Todo esto funciona alimentado por la corriente eléctrica del hogar dentro de la propia bombilla; en el ‘modo en espera’ solo se consume una cantidad ínfima de electricidad (50 milivátios) que es suficiente para poder recibir una orden de encendido para comenzar a funcionar al instante.

Ahorro energético

Las aplicaciones de estas nuevas ‘bombillas inteligentes’ conectadas a Internet pueden ser muchas y variadas: además de comportarse como las bombillas de bajo consumo pueden programarse de forma individual; por ejemplo en un salón en el que debido a la instalación haya lámparas con más de dos o tres bombillas cada una de ellas se puede regular específicamente para ahorrar energía o conseguir efectos de iluminación por zonas.

También se pueden controlar las luces, tanto en interior como en exterior, paraactivarse sólo cuando sea necesario, aprovechando los sensores adecuados: cuando haya gente en la habitación, dependiendo de la hora del día, la luminosidad ambiente, etcétera. M

ediante la conectividad IP a través de la red local o de Internet se pueden además utilizar las funciones domóticas típicas como encenderlas y apagarlas de forma remota, algo habitual en los sistemas de seguridad (por ejemplo cuando uno se va de vacaciones).

Los sistemas como el desarrollado por NXP y otros fabricantes deben además intentar se compatibles unos con otros, especialmente para poder aprovechar los sistemas de medición de energía que permiten controlar y optimizar el gasto energético e informar a las compañías eléctricas del consumo; de ahí la importancia de que sigan estándares propuestos por la industria.

Además todo apunta a que el precio de los chips para las bombillas y otros aparatos de la “internet de las cosas” será razonablemente bajo como para que incorporarlo no suponga un encarecimiento excesivo para los consumidores.

Teniendo en cuenta que las bombillas de bajo consumo pueden conseguirse en diversos modelos por entre 5 y 20 euros, estos chips deberían costarle a los fabricantes tan solo una pequeña fracción de esa cantidad para que sean rentables.

 

Vía RTVE.es

¿Ahorramos cargando el móvil en la oficina?

Desde hace algún tiempo se oyen y se ven por ahíalgunos ‘consejos prácticos contra la crisis’ que parecen de sentido común pero cuya eficacia no está del todo clara.

Uno de ellos es el que anima ahorrar en la factura eléctrica del hogar cargando en la oficina todos los aparatos posibles, especialmente el teléfono móvil y el portátil.

Como idea es ingeniosa, pero, ¿supone realmente un ahorro relevante? Dejando de lado el hecho de que alguien acabará pagando por la energía que se gaste -en este caso la empresa, en vez de un particular- se puede intentar calcular cuál sería el ahorro real en cualquier caso.

Los factores a tener en cuenta son básicamente tres: la potencia de los diversos aparatos, el tiempo que necesitan para cargarse y el precio de la energía eléctrica en la actualidad.

Algunos cálculos sencillos (*)

El precio actual del kWh (kilovatio hora) que pagamos en los hogares es de unos 0,14 euros. Basta multiplicarlo por el número de horas que un aparato está conectado y el resultado a su vez por su potencia convertida a kWh (en vez de en vatios, que es lo habitual) para obtener el coste en la factura de la energía eléctrica consumida.

De este modo, por ejemplo, un ordenador portátil consume unos 25 vatios (0,025 kW) mientras carga su batería y puede necesitar unas 4 horas para cargarse al completo.

Al precio de 0,14 euros por kWh esto quiere decir que cargar el portátil dejándolo enchufado a la red eléctrica cuesta unos 0,09 €: unos 10 céntimos de euro por cada carga, más o menos.

Cargar el móvil puede costar al año 15 céntimos de euro

Recargar la batería del teléfono móvil suele ser mucho más rápido: entre 30 y 60 minutos; la potencia empleada es mucho más reducida y está entre 3 y 5 vatios.

Con estos valores se puede comprobar que la carga del móvil apenas cuesta 0,0004 euros: recargarlo todos los días del año, como suele hacer la mayor parte de la gente, puede considerarse algo muy barato: no llega ni a 15 céntimos de euro anuales.

De modo que, como ahorro, el consejo de cargar los aparatos fuera del hogar para ahorrar dinero no es gran cosa: suponiendo que se hiciera todos los días que fuéramos a la oficina (unos 240 días laborables al año) ahorraríamos

  • Unos 20 euros en el ordenador portátil
  • Un euro en el caso de un iPad, un lector de libros electrónicos o cámara de fotos
  • Unos 50 céntimos en el reproductor de MP3
  • Unos 10 céntimos en el teléfono móvil

Conclusión: aun cargando toda la cacharrería que se puede llevar en el bolso o la mochila cada día fuera de casa no ahorraríamos ni 25 euros al cabo de un año.

No está mal, pero tampoco es como para tirar cohetes.

Otras formas de ahorro y control

Los maniáticos del ahorro y el control sobre los consumos tienen otras formas mucho más prácticas de ahorrar algo de dinero, haciendo que la teoría del “tacita a tacita” realmente suponga algo significativo.

Y es que el hogar está lleno de todo tipo de aparatos y electrodomésticos. Como es bien sabido, muchos aparatos que parecen “apagados” en realidad no lo están: se quedan en el llamado ‘modo en espera’ (stand-by) que resulta maquiavélico de cara al consumo eléctrico.

Por ejemplo, un televisor puede consumir unos 100W, pero cuando se queda en espera sigue gastando 3W, lo mismo que un aparato pequeño como el cargador del móvil, con la diferencia de que se queda en ese modo casi las 24 horas al día. Al cabo del año, ese televisor ‘apagado’ gastaría unos 4 ó 5 euros.

¿La solución para evitar el modo ‘en espera’? Apagar los aparatos completamente con el interruptor mecánico o mediante una regleta de enchufes en donde se enchufen otros aparatos.

Si además de la tele estamos hablando de que en el salón hay un DVD, un equipo de música, un router y algún otro chisme, esos 5 euros por aparato al año pueden pasar a ser 25, 35, 50 o incluso más. Los ahorros comenzarían a notarse.

La Agencia Internacional de la Energía ha calculado que en total se podría ahorrar hasta un 5 o 10% de la factura si se eliminaran esos consumos ‘vampíricos’ de aparatos inútiles.

El principal problema suele estar en los chismes viejos, tales como descodificadores de televisión, vídeos, impresoras y escáneres, que en vez de un consumo reducido (2W) o super reducido (0,2 a 0,5W) se chupan hasta 30W sin estar haciendo nada.

No sería mala idea hacer un repaso a todo lo que está enchufado y eliminar lo más vetusto. ¿Y qué hay con la costumbre de dejar el ordenador descargando películas las 24 horas del día? Si es un equipo viejo puede consumir entre 30 y 50W; hasta 80 o 90W si es más moderno.

El coste de tener un ‘ordenador para descargas’ siempre encendido es de unos 90 euros al año

Si se deja funcionando con el monitor apagado y con el router encendido (otros 10 o 15W) podemos calcular en base a un consumo promedio de 75W. El coste de tener un ‘ordenador para descargas’ siempre encendido son unos 25 céntimos al día, 8 euros al mes o 90 euros al año.

Comparativamente, una nevera de 300W puede suponer al año unos 300 o 400 euros de gasto; según los hogares y la eficiencia del aparato y de otros electrodomésticos que se usen, se considera que es el mayor gasto en electricidad en las casas, suponiendo entre un 10 y un 30% del total.

De ahí que los fabricantes estén lanzando cada vez modelos más eficientes en cuanto a consumo energético. Tomar medidas en ese terreno es seguramente más práctico y suponga más dinero al cabo del año que medidas casi simbólicas como las de cargar losgadgets en la oficina.

Vía RTVE.es

Adivinar el número pensado mirando a los ojos

A pesar de la aparente sencillez de elegir números al azar, es prácticamente imposible producir una secuencia de números realmente aleatorios (…) Al medir la posición vertical y horizontal del ojo de una persona, somos capaces de predecir con fiabilidad el tamaño del siguiente número antes de que el sujeto lo diga. En concreto, un cambio hacia la izquierda y hacia abajo en la posición de los ojos predice que el siguiente número será menor que el anterior. De igual forma, si los ojos cambian de posición a la derecha y hacia arriba, prevemos que el próximo número será mayor. Además de apoyar el saber popular de que los ojos delatan la mente, los resultados ponen de relieve los vínculos complejos entre los procesos de pensamiento abstracto, las acciones del cuerpo y el mundo que nos rodea.

Vía Microsiervos

Swype acelera la entrada de texto en teléfonos táctiles

La idea de Swype es sustituir el gesto de pulsar las letras del teclado en pantalla por la de deslizar el dedo haciendo un trazo que pase por las letras que forman cada palabra. Una idea que he de reconocer funciona infinitamente mejor de lo que pensaba sería posible.

Por ejemplo, para escribir “HOLA” se dibuja un trazo -sin levantar el dedo- que vaya desde la H hasta la A, pasando por la O y la L. Ni siquiera es necesario que sea un trazo preciso, basta con que más o menos pase por esas letras, sobre todo la primera y la última.

El diccionario incorporado -disponible en español- hace el resto y funciona perfectamente en la mayoría de los casos; en caso de duda se despliega una lista de las posibles palabras y basta elegir la que se desea escribir.

La instalación en Android supone añadir un teclado más al propio de Android, de modo que en cualquier momento se puede cambiar entre uno y otro; bien desde las preferencias o bien desde cualquier campo de texto -en los que al mantener el dedo pulsado aparece un menú con la opción “Método de introducción de teclado”.

Vía Microsiervos

En la Ciudad del Vaticano hay dos Papas por kilómetro cuadrado

En la Ciudad del Vaticano hay dos Papas por kilómetro cuadrado. ¿Pero acaso el Papa no es uno solo? Sí, pero la superficie del Vaticano es de medio kilómetro cuadrado; por lo tanto el promedio de Papas por kilómetro cuadrado es de dos. Con promedios y estadísticas pueden plantearse situaciones muy paradójicas y divertidas; a veces por un abuso de exactitud, como en el caso anterior, o como en este otro, algo teñido de humor negro: la inmensa mayoría de las personas tiene una cantidad de piernas superior al promedio. A veces la rareza surge por una interpretación maliciosa y errónea de los datos. Por ejemplo:

El 30% de los accidentes de tránsito ocurre cuando el conductor está ebrio. Por lo tanto, el 70% de los accidentes de tránsito ocurre cuando el conductor está sobrio. Como consecuencia, es más seguro manejar ebrio que manejar sobrio.

Todos sabemos bien que conducir bajo los efectos del alcohol es extremadamente peligroso; pero no es sencillo desmontar el razonamiento y señalar cuál es su error. También relativo a la seguridad vial tenemos este otro argumento extravagante:

La probabilidad de tener un accidente de tránsito aumenta con el tiempo que dura el viaje en auto. Por tanto, cuanto más rápido manejes para llegar a tu destino, menor es la probabilidad de que tengas un accidente.

Algunos razonamientos estadísticos extraños no son más que falacias que se sostienen en una variable cuidadosamente oculta. Veamos esta historia. Un científico va a una escuela para examinar a todos los alumnos. Primero mide la altura de cada uno y luego les toma una prueba de lectura. Al analizar los datos descubre que los que mejor leen son los que miden más. ¿Esto significa que los altos son más inteligentes que los petisos? Por supuesto que no. Los altos son los que tienen más edad y naturalmente saben leer mejor; los que miden menos son más pequeños y recién están aprendiendo.

Pero la estadística a veces también nos da buenas noticias.

La tasa de natalidad es el doble que la tasa de mortalidad; por lo tanto, una de cada dos personas es inmortal.

Vía educared

Ellas los prefieren musculosos

Como escribí aquí hace algo más de un mes, aunque hombres y mujeres no seamos tan diferentes en tamaño, nuestra especie presenta un gran dimorfismo sexual. Los varones tenemos más masa muscular que las mujeres, un 60% más aproximadamente. Y esa es mucha diferencia. Según algunas teorías, eso indicaría que en el curso de la evolución humana los varones recurrieron a sus músculos para emparejarse. Esto es, ese mayor desarrollo muscular sugiere que los varones habrían competido físicamente entre sí por las mujeres, lo que quiere decir que quizás no eran las mujeres las que elegían pareja, sino que más bien, ocurría lo contrario. El año pasado, W. D. Lassek y S. J. C. Gaulin examinaron esta cuestión desde la perspectiva de las ventajas y de los costes que representa esa mayor masa muscular masculina. La ventaja hipotética es, claro está, un mayor éxito reproductior (mayor descendencia), y las desventajas son las que se derivan de los costes de construir y mantener esa masa muscular: mayor necesidad de alimento y un sistema inmune más débil.

La masa muscular es, en promedio, un 61% más en hombres que en mujeres, pero llega a ser un 75% más en los brazos y, como consecuencia, los hombres tenemos casi el doble de fuerza (un 90% más) que las mujeres en la parte superior del cuerpo. En la parte inferior el desequilibrio es menor, pero así y todo la masa muscular masculina es un 50% mayor que la femenina y la fuerza, un 65% mayor. El hecho de que la apariencia exterior de hombres y mujeres no sea tan diferente es debido a la grasa corporal, que compensa en cierto grado la diferencia en proteinas musculares. En resumidas cuentas, parece claro que hay un dimorfismo acusado en este rasgo y es de suponer que ese aparataje muscular no es ningún capricho, sino que cumple alguna función específicamente masculina.

Lassek y Gaulin han analizado datos correspondientes a varones norteamericanos de entre 18 y 59 años. No evaluaron de forma directa el éxito reproductor, entre otras cosas porque en las sociedades modernas no resulta una variable muy fiable para valorar estrategias adaptativas; en su lugar recurrieron a un indicador, que fue el número de parejas sexuales, actuales y del último año, de los varones. Está claro que este indicador tiene sus pegas, pues los varones pueden mentir y de hecho lo hacen, pero también se sabe que las mujeres suelen preferir hombres musculosos y, según los autores, aunque con cautela, el indicador merece suficiente credibilidad. El caso es que en este estudio encontraron que, -controlados los efectos de la edad, el estado matrimonial y el índice de masa corporal-, la “muscularidad” (medida como masa corporal sin grasa o como volumen muscular de las extremidades) es un buen predictor del éxito sexual (y de ahí se deduciría el éxito reproductor) y de la edad de la primera relación sexual. Este resultado es curioso, porque lo que indica es que sí se habría producido selección sexual. Esto es, al margen de que esa masa muscular hubiera servido en el pasado para desplazar a otros machos en la competencia por las hembras, el hecho de que los hombres musculosos resulten más atractivos a las mujeres, quiere decir que ellas los preferían así o bien porque esos músculos indicaban “buenos genes” en general, o bien porque proporcionaban otro tipo de “bien” valioso (defensa más eficaz, más capacidad de trabajo, etc.). En cualquier caso, se trata de una forma de selección sexual y, por lo tanto, de un indicador de que las mujeres sí elegían pareja, no se limitaban a ser el sujeto pasivo de la elección masculia.

Pero a cambio de las ventajas que confiere una mayor masa muscular, los autores del trabajo también encontraron que, efectivamente, esa mayor muscularidad conlleva ciertos costes. Por un lado los hombres llegan a consumir hasta un 50% más de energía alimenticia y ese consumo está altamente correlacionado con la masa muscular. Por lo tanto, los músculos salen caros. Y además, los parámetros que indican la capacidad del sistema inmune también dan cuenta de una mayor debilidad inmunológica en machos con mayor grado de muscularidad. Así pues, los machos más fuertes lo son en términos exclusivos de fuerza física, porque ocurre lo contrario con la fortalez frente a la acción de patógenos. Así pues, si bien es cierto que los músculos reportan ventajas reproductivas, también lo es que conllevan unos ciertos costes de supervivencia.

Lassek y Gaulin acaban haciendo dos consideraciones al final de su trabajo. En la primera de ellas explican el aparentemente escaso dimorfismo sexual humano como el resultado de una alocación de recursos dispar en hombres y mujeres. Los hombres destinan una parte sustancial de ellos a producir músculos, mientras que las mujeres los destinan a acumular materiales necesarios para construir cerebros. El resultado no se manifiesta en cuerpos con aspecto muy diferente en cuanto a su masa, sino en patrones de almacenamiento y disposición corporal diferentes.

Y en la segunda consideración proponen que sobre los varones humanos han actuado dos presiones selectivas diferentes. La presión selectiva que favoreció buenas defensas inmunológicas y escasa necesidad de alimento (selección natural) se contrapuso a la que favoreció gran desarrollo muscular (selección sexual), lo que explicaría la gran diversidad de masas corporales y grados de muscularidad que hay en los varones humanos. Soy de la opinión que esta segunda también tiene una cierta componente de selección natural, pero en cualquier caso, la idea de que puedan actuar de forma contrapuesta dos tipos de presiones selectivas es muy sugestiva. Y merecería la pena estudiar ambas presiones en contextos ambientales diferentes, porque creo que la variabilidad ambiental es fundamental para explicar una posible coexistencia prolongada de ambas formas de presión selectiva.

Vía Ciencia y Humanismo