El tamaño del pene está en los dedos de la mano

Standard

Las leyen­das urba­nas sobre aspec­tos que pue­den repre­sen­tar el tamaño del pene son infi­ni­tas. Que si una nariz grande implica un miem­bro pro­por­cio­nal, que cuanto más larga sea la coli­lla del tabaco más largo será, etc. Pero nin­guna de ellas tiene una base cien­tí­fica detrás que la res­palde. Hasta ahora. Un equipo de uró­lo­gos de Seúl (Corea) ha dado con un fac­tor físico que sí puede pre­de­cir la lon­gi­tud del pene adulto: la ratio entre los dedos anu­lar e índice de la mano dere­cha. Cuanto más largo sea el dedo anu­lar res­pecto al dedo índice, más largo es el pene.

Los auto­res, que publi­can su hallazgo en ‘Asian Jour­nal of Andro­logy’, expli­can que la ratio de estos dedos ya había sido rela­cio­nada pre­via­mente con otros aspec­tos de la bio­lo­gía repro­duc­tiva e incluso puede estar rela­cio­nada con el riesgo de cán­cer de prós­tata. “Pen­sa­mos que los nive­les de tes­tos­te­rona pre­na­tal podían tener algo que ver con la lon­gi­tud del pene y, por tanto, dado que la for­ma­ción de los dedos tam­bién está influida por esta hor­mona igual tam­bién juga­ban un papel”, indica Tae Beom Kim, coor­di­na­dor de la inves­ti­ga­ción, del Hos­pi­tal Gachon Gil de Incheon (Corea).

Para com­pro­bar su hipó­te­sis con­ta­ron con la par­ti­ci­pa­ción de 144 varo­nes mayo­res de 20 años que esta­ban hos­pi­ta­li­za­dos para some­terse a una ciru­gía por algún pro­blema uro­ló­gico. De todos ellos estu­dia­ron la altura, el peso y las lon­gi­tu­des del segundo y cuarto dedo de la mano dies­tra y del pene. Éste último se midió bajo anes­te­sia y tanto en estado flá­cido como esti­rado (que no erecto).

Obser­va­ron que de todas las varia­bles estu­dia­das, sólo la altura estaba rela­cio­nada con el tamaño del pene flá­cido mien­tras que la ratio de los dedos es lo único que dio una idea acer­tada del tamaño del miem­bro viril estirado.

Hor­mo­nas clave

La posi­ble expli­ca­ción está en los andró­ge­nos (las hor­mo­nas sexua­les mas­cu­li­nas, entre ellas la tes­tos­te­rona). Los auto­res seña­lan que estas hor­mo­nas son cla­ves para el desa­rro­llo nor­mal del pene. Los nive­les feta­les de andró­ge­nos en los hom­bres se van ele­vando entre las sema­nas ocho y 24 de ges­ta­ción, lle­gando al máximo entre las sema­nas 14 y 16. Estas hor­mo­nas tam­bién están rela­cio­na­das con la for­ma­ción de otras estruc­tu­ras, entre ellas los dedos. Una alta con­cen­tra­ción de tes­tos­te­rona lleva a un bajo ratio entre los dígi­tos y sugiere una acti­vi­dad tes­ti­cu­lar pre­na­tal alta y, tam­bién, un pene largo.

En un comen­ta­rio que acom­paña al estu­dio, Denise Brooks, del depar­ta­mento de Bio­lo­gía del Skid­more College de Nueva York (EEUU) indica que los par­ti­ci­pan­tes estu­dia­dos son asiá­ti­cos, que tie­nen penes más peque­ños que otras pobla­cio­nes, por lo que no se sabe si estos resul­ta­dos son extra­po­la­bles a otros hom­bres, aun­que lo lógico es pen­sar que sí.

En decla­ra­cio­nes a ELMUNDO.es, esta experta des­taca que “el tra­bajo es impor­tante por­que es el pri­mero en esta­ble­cer una rela­ción entre los dedos y la lon­gi­tud del pene. Aun­que es pronto para saber si este vínculo puede tener alguna impli­ca­ción clí­nica, sí es cierto que la ratio entre el segundo y cuarto dedo ha sido aso­ciado a con­di­cio­nes médi­cas como el cán­cer de prós­tata, de mama y ata­ques al cora­zón, así que a lo mejor hay que ahon­dar más en esta cuestión”.

Vía elmundo.es

About the author

mpc Mariano Perez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>