Lo que se cobra por asistir a fiestas y eventos

Es más bien lo que cobraban en 2007. Hoy seguro que es mucho menos:

  • Ana Obregón: 36.000 euros
  • Gonzalo Miró: 30.000 euros
  • Isabel Preysler: 20.000 euros
  • Chábeli Iglesias: 20.000 euros
  • Carmen Martínez Bordiú: 12.500 euros
  • Fran Rivera: 12.000 euros
  • Genoveva Casanova: 11.500 euros
  • Estíbaliz Sanz: 11.400 euros
  • Mariano Mariano: 9.800 euros
  • Paula Vázquez: 9.000 euros
  • Vicky Martín Berrocal: 8.400 euros
  • Fernando Tejero: 7.500 euros
  • Yola Berrocal: 7.000 euros
  • Gema Ruiz: 6.000 euros
  • Antonia Dell’Atte: 4.800 euros
  • Mar Saura: 3.500 euros

Vía Navegando x la red

Los países económicamente más grandes en el año 1500

Datos correspondientes al año 1500. Entre paréntesis el PIB medido en dólares internacionales correspondientes a 1990:

  1. China (61.800) (3º)
  2. India (60.500) (12º)
  3. Italia (11.550) (7º)
  4. Francia (10.912) (5º)
  5. Alemania (8.256) (4º)
  6. Japón (7.700) (2º)
  7. Indonesia (6.046) (19º)
  8. España (4.495) (9º)
  9. Turquía (3.780) (17º)
  10. Corea del Sur (3.282) (15º)
  11. México (3.188) (13º)
  12. Reino Unido (2.815) (6º)
  13. Irán (2.400) (28º)
  14. Egipto (1.900) (50º)
  15. Corea del Norte (1.518) (-)
  16. Austria (1.414) (25º)
  17. Bélgica (1.225) (20º)
  18. Estados Unidos (800) (1º)
  19. Holanda (723) (16º)
  20. Marruecos (645) (62º)
  21. Portugal (606) (37º)

Vía Pons Asinorum

La eliminación transitoria del IVA

La eliminación transitoria del IVA es una de las propuestas más originales que he leído sobre cómo superar la crisis.

La idea es anunciar la eliminación del IVA por completo. De este modo todos los precios bajan un 16% de un día para otro (los productos o servicios que tengan IVA reducido bajarán lo que sea).
Cualquiera pesaría que los precios en realidad no bajarían mucho porque el mercado tendería a no repercutir ese dinero en el consumidor sino en los márgenes comerciales.
Esto se evitaría anunciando que la medida es transitoria, es decir, pasado un periodo de tiempo, volveríamos a tener IVA.
Esto se traduciría en que las cosas serían más baratas un año, por ejemplo, y luego volvería a su precio. Así la gente tendería a comprarse las cosas durante ese periodo para aprovechar los precios. Una especie de rebajas más largas.

Es una idea interesante pero un experimento que no se sabe como puede salir. Podría dejar al Estado sin dinero o podría hacerlo mucho más rico. Pero parece difícil vaticinar por donde irían los tiros. Además, pasada la época sin IVA podría venir un descenso muy brusco del consumo y un gran aumento en las fechas próximas a la reactivación del IVA. Una montaña rusa.

Vía Pymes y autónomos