Lo que se cobra por asistir a fiestas y eventos

Standard

Es más bien lo que cobra­ban en 2007. Hoy seguro que es mucho menos:

  • Ana Obre­gón: 36.000 euros
  • Gon­zalo Miró: 30.000 euros
  • Isa­bel Preys­ler: 20.000 euros
  • Chá­beli Igle­sias: 20.000 euros
  • Car­men Mar­tí­nez Bor­diú: 12.500 euros
  • Fran Rivera: 12.000 euros
  • Geno­veva Casa­nova: 11.500 euros
  • Estí­ba­liz Sanz: 11.400 euros
  • Mariano Mariano: 9.800 euros
  • Paula Váz­quez: 9.000 euros
  • Vicky Mar­tín Berro­cal: 8.400 euros
  • Fer­nando Tejero: 7.500 euros
  • Yola Berro­cal: 7.000 euros
  • Gema Ruiz: 6.000 euros
  • Anto­nia Dell’Atte: 4.800 euros
  • Mar Saura: 3.500 euros

Vía Nave­gando x la red

Los países económicamente más grandes en el año 1500

Standard

Datos corres­pon­dien­tes al año 1500. Entre parén­te­sis el PIB medido en dóla­res inter­na­cio­na­les corres­pon­dien­tes a 1990:

  1. China (61.800) (3º)
  2. India (60.500) (12º)
  3. Ita­lia (11.550) (7º)
  4. Fran­cia (10.912) (5º)
  5. Ale­ma­nia (8.256) (4º)
  6. Japón (7.700) (2º)
  7. Indo­ne­sia (6.046) (19º)
  8. España (4.495) (9º)
  9. Tur­quía (3.780) (17º)
  10. Corea del Sur (3.282) (15º)
  11. México (3.188) (13º)
  12. Reino Unido (2.815) (6º)
  13. Irán (2.400) (28º)
  14. Egipto (1.900) (50º)
  15. Corea del Norte (1.518) (-)
  16. Aus­tria (1.414) (25º)
  17. Bél­gica (1.225) (20º)
  18. Esta­dos Uni­dos (800) (1º)
  19. Holanda (723) (16º)
  20. Marrue­cos (645) (62º)
  21. Por­tu­gal (606) (37º)

Vía Pons Asi­no­rum

La eliminación transitoria del IVA

Standard

La eli­mi­na­ción tran­si­to­ria del IVA es una de las pro­pues­tas más ori­gi­na­les que he leído sobre cómo superar la crisis.

La idea es anun­ciar la eli­mi­na­ción del IVA por com­pleto. De este modo todos los pre­cios bajan un 16% de un día para otro (los pro­duc­tos o ser­vi­cios que ten­gan IVA redu­cido baja­rán lo que sea).
Cual­quiera pesa­ría que los pre­cios en reali­dad no baja­rían mucho por­que el mer­cado ten­de­ría a no reper­cu­tir ese dinero en el con­su­mi­dor sino en los már­ge­nes comer­cia­les.
Esto se evi­ta­ría anun­ciando que la medida es tran­si­to­ria, es decir, pasado un periodo de tiempo, vol­ve­ría­mos a tener IVA.
Esto se tra­du­ci­ría en que las cosas serían más bara­tas un año, por ejem­plo, y luego vol­ve­ría a su pre­cio. Así la gente ten­de­ría a com­prarse las cosas durante ese periodo para apro­ve­char los pre­cios. Una espe­cie de reba­jas más lar­gas.

Es una idea intere­sante pero un expe­ri­mento que no se sabe como puede salir. Podría dejar al Estado sin dinero o podría hacerlo mucho más rico. Pero parece difí­cil vati­ci­nar por donde irían los tiros. Ade­más, pasada la época sin IVA podría venir un des­censo muy brusco del con­sumo y un gran aumento en las fechas pró­xi­mas a la reac­ti­va­ción del IVA. Una mon­taña rusa.

Vía Pymes y autónomos