Sesgo ideológico de la prensa española

Sesgo ideológico de la prensa
Standard

En el blog Pie­dras de Papel de eldiario.es, Lluis Orriols publica hoy un intere­sante artículo sobre como se posi­ciona la prensa escrita más ven­dida (El Mundo, El País y ABC) res­pecto a los par­ti­dos polí­ti­cos mayoritarios.

No es sor­pren­dente pero es una con­fir­ma­ción con datos de la sen­sa­ción que se tiene sobre, no sólo la nula obje­ti­vi­dad de los dia­rios, sino de que ni siquiera la bus­can. No es un valor deseado ni valo­rado como se merecería.

Tengo la sen­sa­ción de que han encon­trado que per­diendo de vista este valor, vende más, dado que mayo­ri­ta­ria­mente lo com­pran adeptos.

Lo peor es que qui­zás ten­gan razón.

 

Diez mentiras sobre Democracia Real Ya

Standard
  1. Es falso que sólo trai­gan pro­tes­tas y no pro­pues­tas. Están en su web, y son más con­cre­tas que algu­nos pro­gra­mas electorales.
  2. Es falso que estén con­tra los polí­ti­cos. Lo que piden es polí­ti­cos res­pon­sa­bles que no estén en con­tra de la socie­dad y que no uti­li­cen las ins­ti­tu­cio­nes de todos para su inte­rés personal.
  3. Es falso que recha­cen la demo­cra­cia. Lo que quie­ren es más demo­cra­cia, y que la sobe­ra­nía resida en el pue­blo, no en los mer­ca­dos ni en los banqueros.
  4. Es falso que no crean en el voto. Por eso exi­gen una reforma elec­to­ral, para que cual­quier voto de cual­quier ciu­da­dano valga igual.
  5. Es falso que sean unos anti­sis­tema. Anti­sis­tema es la corrup­ción, la injus­ti­cia o la impu­ni­dad. ¿Es acaso esa demo­cra­cia, que ellos reivin­di­can desde la pri­mera pala­bra, con­tra­ria al sis­tema actual?
  6. Es falso que sean vio­len­tos. Ape­nas ha habido inci­den­tes, a pesar de la muchí­sima gente que hay.
  7. Es falso que sean apo­lí­ti­cos. Es un movi­miento apar­ti­dista, que no es igual.
  8. Es falso que sean sólo jóve­nes. Hay muchos jóve­nes en esas pla­zas; jóve­nes a los que ya no se podrá des­ca­li­fi­car como “ninis” o “con­for­mis­tas”. Pero tam­bién hay ciu­da­da­nos de cual­quier edad.
  9. Es falso que pidan la abs­ten­ción. Lo que piden es el voto res­pon­sa­ble: un atre­vi­miento “con­tra la liber­tad“, según el cas­poso cri­te­rio de la Junta Elec­to­ral de Madrid.
  10. Y sobre todo es falso que esto se vaya a ter­mi­nar el domingo, des­pués de votar. Por­que la demo­cra­cia no con­siste en votar y callar. Por­que el lunes, cuando estas elec­cio­nes hayan ter­mi­nado, el Mayo de 2011 continuará.

Vía Escolar.net

Cómo producir una película española

Standard
  1. Date de alta como pro­duc­tora en el Impuesto de Acti­vi­da­des Económicas.
  2. Busca a un joven volun­ta­rioso con un guión bajo el brazo.
  3. Soli­cita sub­ven­cio­nes al Minis­te­rio de Cul­tura y a tu Comu­ni­dad Autónoma.
  4. Cuando te con­ce­dan las sub­ven­cio­nes, vende los dere­chos de emi­sión tele­vi­siva a TVE y a la tele­vi­sión auto­nó­mica de tu comunidad.
  5. Si todo te ha salido más o menos bien, ten­drás alre­de­dor de un millón de euros. Pero no podrás cobrarlo hasta que pre­sen­tes jus­ti­fi­can­tes del estreno, así que:
  6. Pide un cré­dito al Ins­ti­tuto de Cré­dito Ofi­cial (ICO) pre­sen­tando los docu­men­tos en los que te con­ce­den las sub­ven­cio­nes. Te lo darán sin pro­ble­mas a cam­bio de una acre­di­ta­ción al prin­ci­pio de la película.
  7. Rueda la pelí­cula con 500.000 euros, pero jus­ti­fica el doble (los pro­vee­do­res no te pon­drán pro­ble­mas, están acostumbrados).
  8. Cuando la pelí­cula esté ter­mi­nada, con­vence a algún cine de España de que te la exhiba durante un fin de semana. Com­pra apro­xi­ma­da­mente el 80% de las entra­das para ese fin de semana.
  9. Pre­senta al Minis­te­rio de Cul­tura y a tu Comu­ni­dad Autó­noma el jus­ti­fi­cante del estreno y el número de entra­das vendidas.
  10. 10. Cobra las subvenciones.

Enho­ra­buena, has ganado 500.000 euros.

Vía Mi mesa cojea

Insistimos: Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Standard

Nos suma­mos a los blogs que repu­bli­can hoy el mani­fiesto con­junto del pasado mes de diciem­bre ante lo extre­ma­da­mente grave que nos pare­cía y nos parece esto, y ani­ma­mos a todo el mundo a hacer lo mismo:

Ante la inclu­sión en el Ante­pro­yecto de Ley de Eco­no­mía sos­te­ni­ble de modi­fi­ca­cio­nes legis­la­ti­vas que afec­tan al libre ejer­ci­cio de las liber­ta­des de expre­sión, infor­ma­ción y el dere­cho de acceso a la cul­tura a tra­vés de Inter­net, los perio­dis­tas, blog­gers, usua­rios, pro­fe­sio­na­les y crea­do­res de inter­net mani­fes­ta­mos nues­tra firme opo­si­ción al pro­yecto, y decla­ra­mos que:

  1. Los dere­chos de autor no pue­den situarse por encima de los dere­chos fun­da­men­ta­les de los ciu­da­da­nos, como el dere­cho a la pri­va­ci­dad, a la segu­ri­dad, a la pre­sun­ción de inocen­cia, a la tutela judi­cial efec­tiva y a la liber­tad de expresión.
  2. La sus­pen­sión de dere­chos fun­da­men­ta­les es y debe seguir siendo com­pe­ten­cia exclu­siva del poder judi­cial. Ni un cie­rre sin sen­ten­cia. Este ante­pro­yecto, en con­tra de lo esta­ble­cido en el artículo 20.5 de la Cons­ti­tu­ción, pone en manos de un órgano no judi­cial –un orga­nismo depen­diente del minis­te­rio de Cultura-, la potes­tad de impe­dir a los ciu­da­da­nos espa­ño­les el acceso a cual­quier página web.
  3. La nueva legis­la­ción creará inse­gu­ri­dad jurí­dica en todo el sec­tor tec­no­ló­gico espa­ñol, per­ju­di­cando uno de los pocos cam­pos de desa­rro­llo y futuro de nues­tra eco­no­mía, entor­pe­ciendo la crea­ción de empre­sas, intro­du­ciendo tra­bas a la libre com­pe­ten­cia y ralen­ti­zando su pro­yec­ción internacional.
  4. La nueva legis­la­ción pro­puesta ame­naza a los nue­vos crea­do­res y entor­pece la crea­ción cul­tu­ral. Con Inter­net y los suce­si­vos avan­ces tec­no­ló­gi­cos se ha demo­cra­ti­zado extra­or­di­na­ria­mente la crea­ción y emi­sión de con­te­ni­dos de todo tipo, que ya no pro­vie­nen pre­va­len­te­mente de las indus­trias cul­tu­ra­les tra­di­cio­na­les, sino de mul­ti­tud de fuen­tes diferentes.
  5. Los auto­res, como todos los tra­ba­ja­do­res, tie­nen dere­cho a vivir de su tra­bajo con nue­vas ideas crea­ti­vas, mode­los de nego­cio y acti­vi­da­des aso­cia­das a sus crea­cio­nes. Inten­tar sos­te­ner con cam­bios legis­la­ti­vos a una indus­tria obso­leta que no sabe adap­tarse a este nuevo entorno no es ni justo ni rea­lista. Si su modelo de nego­cio se basaba en el con­trol de las copias de las obras y en Inter­net no es posi­ble sin vul­ne­rar dere­chos fun­da­men­ta­les, debe­rían bus­car otro modelo.
  6. Con­si­de­ra­mos que las indus­trias cul­tu­ra­les nece­si­tan para sobre­vi­vir alter­na­ti­vas moder­nas, efi­ca­ces, creí­bles y ase­qui­bles y que se ade­cuen a los nue­vos usos socia­les, en lugar de limi­ta­cio­nes tan des­pro­por­cio­na­das como inefi­ca­ces para el fin que dicen perseguir.
  7. Inter­net debe fun­cio­nar de forma libre y sin inter­fe­ren­cias polí­ti­cas aus­pi­cia­das por sec­to­res que pre­ten­den per­pe­tuar obso­le­tos mode­los de nego­cio e impo­si­bi­li­tar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exi­gi­mos que el Gobierno garan­tice por ley laneu­tra­li­dad de la Red, en España ante cual­quier pre­sión que pueda pro­du­cirse, como marco para el desa­rro­llo de una eco­no­mía sos­te­ni­ble y rea­lista de cara al futuro.
  9. Pro­po­ne­mos una ver­da­dera reforma del dere­cho de pro­pie­dad inte­lec­tual orien­tada a su fin: devol­ver a la socie­dad el cono­ci­miento, pro­mo­ver el domi­nio público y limi­tar los abu­sos de las enti­da­des gestoras.
  10. En demo­cra­cia las leyes y sus modi­fi­ca­cio­nes deben apro­barse tras el opor­tuno debate público y habiendo con­sul­tado pre­via­mente a todas las par­tes impli­ca­das.No es de recibo que se reali­cen cam­bios legis­la­ti­vos que afec­tan a dere­chos fun­da­men­ta­les en una ley no orgá­nica y que versa sobre otra materia.

Este mani­fiesto, ela­bo­rado de forma con­junta por varios auto­res, es de todos y de nin­guno. Se ha publi­cado en mul­ti­tud de sitios web. Si estás de acuerdo y quie­res sumarte a él, difún­delo por Internet.

Tam­bién está dis­po­ni­ble en inglésfran­céspor­tu­gués bra­si­leirosuecocata­lángallegoastu­rianoara­go­néseus­kera.

Vía Micro­sier­vos

Detalles que no necesitabas saber del rescate minero

Standard
  1. Todos lle­van al salir las mis­mas gafas de sol de la marca Oakley.
  2. Existe un grupo en Face­book que se llama “Mine­ros chi­le­nos emer­giendo de las entra­ñas de la tie­rra como Kylie Minogue”
  3. La comida favo­rita del minero Car­los Mamani es el rabo de toro.
  4. El minis­tro de mine­ría de Chile se llama Lau­rence Gol­borne y le gusta Serrat.
  5. La BBC (que ha enviado 25 perio­dis­tas al terreno) ha escrito un artículo expli­cando por qué ense­ñan la cara de los mine­ros y no la de los indí­ge­nas mapu­ches en huega de ham­bre en Chile.
  6. Entre los rega­los que les espe­ran en la super­fi­cie está ver al Madrid en el Bernabéu.
  7. Ale­jan­dro Sanz le ha tenido que expli­car a una fan que los mine­ros subían afei­ta­dos no por nin­guna cons­pi­ra­ción mediá­tica sino por­que pro­ba­ble­mente se habían afei­tado en la mina. Jus­tin Bie­ber, Kim Kar­das­hian o la Tigresa del Oriente tam­bién se han pronunciado.
  8. La pri­mera dama de Chile Ceci­lia Morel le dijo a la mujer del minero infiel que su deci­sión de no ir al res­cate de su marido por­que iba la otra “no era mala”.
  9. Son res­ca­ta­dos el mismo día, 13 de octu­bre, en el que se estre­lló el avión de la tra­ge­dia de Los Andes.
  10. El pre­si­dente chi­leno Piñera ha dicho que “Hoy es 13/10/10. Sumen los núme­ros. Es 33. Es un número mágico” (¿?)
  11. Algu­nos pidie­ron abri­llan­ta­dor de zapa­tos para el momento de su salida de la mina.
  12. Los perio­dis­tas ávidos de noti­cias han sufrido 17 acci­den­tes de trá­fico en los alre­de­do­res de San José.

Vía Blogs ELPAÍS.com

Top 10 cagadas de políticos

Standard

Evo la ha cagado. Durante un par­tido de fút­bol le ha arreado un pata­dón a un adver­sa­rio polí­tico y el acto ha que­dado inmor­ta­li­zado. A par­tir de hoy y durante… no sé, por lo menos cinco minu­tos, no deja­re­mos de ver el vídeo de la patada. Igual hasta alguno tiene la ten­ta­ción de tomár­selo en serio y poner sobre la mesa lo de la moral pri­vada de los polí­ti­cos, ya sabéis, ese debate que parece que anima tanto las sobre­me­sas ame­ri­ca­nas de ¿vota­rías a un pre­si­dente que engaña a su mujer? o ¿le com­pra­rías al pre­si­dente un coche usado? La ver­dad es que en estas oca­sio­nes en las sobre­me­sas his­pá­ni­cas nos lan­za­mos direc­ta­mente a la coña, entu­sias­ma­dos como esco­la­res que aca­ban de dedi­cir cuál va a ser el mote que sufrirá su pro­fe­sor durante déca­das des­pués de unos segun­dos de enajenación.

Y ahí vamos con este top 10 cual­quiera de mete­du­ras de pata de nues­tros diri­gen­tes. Me dejo muchos, como el Viva Hon­du­ras de Tri­llo, pero es que cada votante res­pon­sa­ble debe­ría ela­bo­rar su pro­pio rán­king como un deber ciu­da­dano más. Por­que dicen que la des­gra­cia es lo único que iguala a los pode­ro­sos y a los que no lo son, pero parece que últi­ma­mente ese tra­bajo lo ha sub­con­tra­tado YouTube:

1. La patada de Evo

En una pachanga, un juga­dor de fúbol le arrea una patada donde más duele a un adver­sa­rio, que ade­más resulta que lo conoce por­que es de la com­pe­ten­cia y lleva todo el par­tido hacién­dole entra­das. Nada que no vea­mos en un par­tido de esos domi­ni­ca­les de sol­te­ros con­tra casa­dos, si no fuera por­que el pro­ta­go­nista es el pre­si­dente de Boli­via Evo Mora­les, al que se recor­dará por otros gran­des éxitos como el pollo des­viado.

2. Bush lim­pián­dose en la camisa de Clin­ton tras dar la mano a un hai­tiano. Dos seño­res que resulta que son ex pre­si­den­tes del país más pode­roso del mundo visi­tan Haití des­pués de la tra­ge­dia que asoló la isla. Uno de ellos da la mano a un dam­ni­fi­cado pero inme­dia­ta­mente se la lim­pia en la camisa del otro señor, que por cierto, iba a entre­gar un che­que de 37 millo­nes de dóla­res. Pero de eso, nadie se acuerda.

3. El boli de Aznar

Muchos nos acor­da­mos de Aznar en estos tiem­pos difí­ci­les. Pero por sus gran­des vídeos. Que si vaya coñazo os he sol­tado aquí en el Par­la­mento Euro­peo, que si quién te ha dicho a ti lo que tengo yo que beber. Pero nin­guno supera el momento en el que encestó un boli en el escote de la perio­dista Marta Nebot, siendo ya expre­si­dente del gobierno.

4. El ¿por qué no te callas? del Rey a Chávez

No hay sus­crip­tor de Chá­vez en Twit­ter que no se acuerde de Juan Car­los I unas cuan­tas veces al día ante su ver­bo­rrea. La fami­lia real no nos había hecho reír tanto desde que Mari­cha­lar dijo aque­llo de que su recién nacido Froi­lán era “igual a su madre, el pobre” (nota: no he encon­trado docu­mento audio­vi­sual que lo cer­ti­fi­que, si alguien lo tiene, que comparta).

5. Sar­kozy lla­mando “pobre imbé­cil” a un particular

Hay que ver cómo insul­tan los insul­tos cuando se dicen en la bella len­gua fran­cesa. Nues­tros veci­nos se horro­ri­za­ron al ver cómo las cáma­ras caza­ban al pre­si­dente de la Repú­blica lla­mando “pobre imbé­cil” a un ciu­da­dano cuando éste se negó a darle la mano en una feria de agri­cul­tura. 

6. Ber­lus­coni dice que ser refu­giado es como estar de camping

Grande entre los gran­des, es difí­cil que­darse con un sólo momento de Ber­lus­coni. Aun­que tengo debi­li­dad por el cu-cú que le hizo a Ángela Mer­kel como si esa señora no tuviera en sus manos la eco­no­mía de media Europa, no estuvo nada mal com­pa­rar el hecho de estar aco­gido en un cam­pa­mento pro­vi­sio­nal tras el terre­moto de L’Aquila con irse de camping.

7. El ‘hijoputa’ de Espe­ranza Aguirre

Corrie­ron ríos de tinta tras el “hijoputa” que se le escapó a Espe­ranza Agui­rre a micró­fono abierto. Pero es que Agui­rre, ade­más de mal­ha­blada, es tren­ding topic habi­tual por méri­tos pro­pios. Aun­que se tenga queenvol­ver en una ban­dera para lograrlo.

8. Zapa­tero y su “con­viene que haya tensión”

El actual pre­si­dente del Gobierno se ha librado bas­tante bien de las mete­du­ras de pata durante sus legis­la­tu­ras, al menos de las audio­vi­sua­les. Aún así no con­viene dejar en el olvido su “acuerdo para follar” con Rusia ni la cazada tras la entre­vista con Iñaki Gabilondo.

9. El coñazo del desfile

La ver­dad es que Rajoy tiene bas­tante más gra­cia cuando se suelta y mete la pata que cuando está en su papel. No seré yo quien le cri­ti­que por decir hace un par de años que ir al des­file de las Fuer­zas Arma­das le pare­cía un coñazo de plan.

10. Yel­tsin, no te olvidamos

Sirva este último lugar en el top como un home­naje pós­tumo al polí­tico que mejo­res ins­tan­tes nos ha dado, al menos a los que lo juz­ga­mos desde You­Tube y no desde una habi­ta­ción sin cale­fac­ción a las afue­ras de Moscú. Boris Yel­tsin era a la polí­tica lo que Lind­say al cora­zón: una mina. Líquida.

Vía elpaís.com

10 estrategias de manipulación mediática

Standard
  • La estra­te­gia de la distracción.
  • Crear pro­ble­mas, des­pués ofre­cer soluciones.
  • La estra­te­gia de la gradualidad.
  • La estra­te­gia de diferir.
  • Diri­girse al público como cria­tu­ras de poca edad.
  • Uti­li­zar el aspecto emo­cio­nal mucho más que la reflexión.
  • Man­te­ner al público en la igno­ran­cia y la mediocridad.
  • Esti­mu­lar al público a ser com­pla­ciente con la mediocridad.
  • Refor­zar la autoculpabilidad.
  • Cono­cer a los indi­vi­duos mejor de lo que ellos mis­mos se conocen.

Vía Pija­ma­surf

Constitución Española: Artículo 20

Standard

Cons­ti­tu­ción Espa­ñola, Artículo 20:

  1. Se reco­no­cen y pro­te­gen los derechos:
    1. A expre­sar y difun­dir libre­mente los pen­sa­mien­tos, ideas y opi­nio­nes mediante la pala­bra, el escrito o cual­quier otro medio de reproducción.
    2. A la pro­duc­ción y crea­ción lite­ra­ria, artís­tica, cien­tí­fica y técnica.
    3. A la liber­tad de cátedra.
    4. A comu­ni­car o reci­bir libre­mente infor­ma­ción veraz por cual­quier medio de difu­sión. La Ley regu­lará el dere­cho a la cláu­sula de con­cien­cia y al secreto pro­fe­sio­nal en el ejer­ci­cio de estas libertades.
  2. El ejer­ci­cio de estos dere­chos no puede res­trin­girse mediante nin­gún tipo de cen­sura previa.
  3. La Ley regu­lará la orga­ni­za­ción y el con­trol par­la­men­ta­rio de los medios de comu­ni­ca­ción social depen­dien­tes del Estado o de cual­quier ente público y garan­ti­zará el acceso a dichos medios de los gru­pos socia­les y polí­ti­cos sig­ni­fi­ca­ti­vos, res­pe­tando el plu­ra­lismo de la socie­dad y de las diver­sas len­guas de España.
  4. Estas liber­ta­des tie­nen su límite en el res­peto a los dere­chos reco­no­ci­dos en este Título, en los pre­cep­tos de las Leyes que lo desa­rro­llan y, espe­cial­mente, en el dere­cho al honor, a la inti­mi­dad, a la pro­pia ima­gen y a la pro­tec­ción de la juven­tud y de la infancia.
  5. Solo podrá acor­darse el secues­tro de publi­ca­cio­nes, gra­ba­cio­nes y otros medios de infor­ma­ción en vir­tud de reso­lu­ción judicial.

Todo esto viene por­que hoy es el día de la cons­ti­tu­ción, por lo del otro día y por el mani­fiesto.

Lo que se cobra por asistir a fiestas y eventos

Standard

Es más bien lo que cobra­ban en 2007. Hoy seguro que es mucho menos:

  • Ana Obre­gón: 36.000 euros
  • Gon­zalo Miró: 30.000 euros
  • Isa­bel Preys­ler: 20.000 euros
  • Chá­beli Igle­sias: 20.000 euros
  • Car­men Mar­tí­nez Bor­diú: 12.500 euros
  • Fran Rivera: 12.000 euros
  • Geno­veva Casa­nova: 11.500 euros
  • Estí­ba­liz Sanz: 11.400 euros
  • Mariano Mariano: 9.800 euros
  • Paula Váz­quez: 9.000 euros
  • Vicky Mar­tín Berro­cal: 8.400 euros
  • Fer­nando Tejero: 7.500 euros
  • Yola Berro­cal: 7.000 euros
  • Gema Ruiz: 6.000 euros
  • Anto­nia Dell’Atte: 4.800 euros
  • Mar Saura: 3.500 euros

Vía Nave­gando x la red

Madre Euskal Herria

Standard

Siendo yo pequeño, mi madre fue a hablar con un tipo que enton­ces ten­dría treinta y pico años. Aquel tipo vivía en la misma calle que noso­tros, en un barrio obrero lla­mado Ollar­gan, muy cerca de Bil­bao. Era un barrio con­for­mado casi en su tota­li­dad por tra­ba­ja­do­res que lle­ga­ron a media­dos del siglo XX de todos los rin­co­nes de España en busca de indus­tria y pro­ve­nir. Un barrio de cha­bo­las que, gra­cias a una ini­cia­tiva coope­ra­ti­vista, acabó con­vir­tién­dose en una agra­da­ble zona resi­den­cial de clase media.

Aquel tipo con el que habló mi madre allá por media­dos de los ochenta era de Herri Bata­suna. Ella, según supe mucho des­pués, se diri­gió a él de malos modos. Le dijo que no se me acer­cara jamás, que no me hablara, que no me mirase siquiera si me cru­zaba con él por la calle. La misión de aquel indi­vi­duo, todo el barrio lo sabía, era “reclu­tar” a críos y con­ven­cer­les de que vivía­mos una opre­sión fas­cista. Que España no nos dejaba res­pi­rar y que era nece­sa­rio derra­mar la san­gre (de otros) por Eus­kal Herria. Muchos cha­va­les de mi gene­ra­ción, hijos como yo de la inmi­gra­ción cas­te­llana o gallega, fue­ron reclu­ta­dos. Es el motivo por el que, a día de hoy, caen tan­tos eta­rras make­tos, eta­rras Sán­chez y eta­rras López.

Des­cu­brí esto cuando, paseando con mi madre hace unos años, me señaló a un tipo. Yo le cono­cía de vista por­que es alcohó­lico, siem­pre sucio, casi un men­digo, y acos­tum­braba a tran­si­tar los bares del Casco Viejo desde pri­mera hora de la mañana. Era el mismo hom­bre al que mi madre, veinte años antes, había exi­gido que se ale­jara de mí.

Hace unos días detu­vie­ron a una eta­rra con per­fil en Face­book que, ni corta ni pere­zosa, actua­li­zaba su estado desde la clan­des­ti­ni­dad. Tam­bién detu­vie­ron a un eta­rra que daba los avi­sos de bomba desde su móvil per­so­nal, y a uno que se ganaba la vida ven­diendo cocaína y hachís. Y no me cuesta nada ima­gi­nar el momento en que, siendo niños, fue­ron reclu­ta­dos. El momento en que alguien les pro­me­tió un sen­tido a sus vidas, la frase que les con­ven­ció de que tener un enemigo era la única forma de salir del barrio.

Qui­zás ahora, entre rejas, maten el tiempo bus­cando el momento en que todo empezó a irse a la mierda. Y des­cu­bri­rán que fue un día, siendo muy peque­ños, cuando un señor del barrio les invitó a una Coca-Cola.

Vía Mi mesa cojea

Clasificación de 10 periódicos en el mundo

Standard
  • The New York Times — Uni­ted States
  • The Guar­dian — Uni­ted Kingdom
  • The People’s Daily — China
  • USA Today — Uni­ted States
  • El Mundo — Spain
  • The Inde­pen­dent — Uni­ted Kingdom
  • China Daily — China
  • Inter­na­tio­nal Herald Tri­bune — France
  • The Daily Tele­graph — Uni­ted Kingdom
  • The Wall Street Jour­nal — Uni­ted States

Vía 4imn

La Gripe A sabe a poco

Standard

Pre­gunté ano­che a la minis­tra de Sani­dad, Tri­ni­dad Jimé­nez, en el pro­grama de TVE 59 segun­dos, cuán­tas per­so­nas habían muerto en España por gripe A desde que se pro­pagó la enfer­me­dad y cuán­tas por gripe común en el mismo periodo. Me con­testó que habían falle­cido alre­de­dor de 300 per­so­nas por gripe A y entre 3.000 y 5.000 por gripe común.

Vía Arse­nio Escolar

Pepe y los piratas

Standard

Llevo unos días rién­dome a car­ca­ja­das cada vez que conecto con Inter­net. No soy nave­gante por ese tipo de aguas, entre otras cosas por­que ya paso dema­siado tiempo cada día frente al orde­nata; pero a veces me doy una vuelta por esos mun­dos, ima­gi­nando que entro en el orde­na­dor per­so­nal del Papa, como en La piel del tam­bor, y le meto un virus pro lega­li­za­ción del aborto con música de Maca­rena (Bru­ner). En fin. Algu­nos de uste­des sabrán a qué me refiero. Pero les con­taba que a veces me asomo a la red, en espe­cial estos días en que el capi­tán Ala­triste se estuvo paseando por ella. La cuarta entrega de mi amigo el espa­da­chín per­ma­ne­ció durante un mes dis­po­ni­ble en una página de Inter­net que montó la edi­to­rial Alfa­guara a tra­vés del por­tal Ini­cia. Estoy con­tento por ellos y por mí, pues eso hizo posi­ble que la novela esté ahora dis­po­ni­ble en muchí­si­mos más sitios de los que habría cono­cido sólo en librerías.

A ver qué nove­lista que no sea un dema­gogo o un cre­tino se resiste a que lo lean más, en luga­res donde el libro de papel no llega por diver­sas razo­nes. El caso es que mis con­di­cio­nes para acep­tar ese tin­glado fue­ron que el pre­cio en Inter­net fuera sim­bó­lico o lo más bajo posi­ble, que no hubiera publi­ci­dad en las pági­nas, y que pasado un mes la novela des­a­pa­re­ce­ría de la red para ini­ciar su vida nor­mal en forma de libro. Y así ha sido, o está a punto de ser. Pero lo mejor de la expe­rien­cia fue el aspecto delin­cuente del asunto: cuando la pre­sen­ta­ción en Madrid, al pre­gun­tar un perio­dista por mis aspi­ra­cio­nes comer­cia­les, res­pondí que mis aspi­ra­cio­nes comer­cia­les eran que la mayor parte de los lec­to­res se apro­pia­sen de la novela por el morro. O sea, gra­tis. Lo que quiero es que me lean, dije. Así que reco­mendé públi­ca­mente el pira­teo. Haced esto en memo­ria mía, dije. Por la pati. A qué pasar ham­bre, si es de noche y hay higueras.

En fin. Para redon­dear lo que quiero con­tar­les, debo aña­dir que un tío estu­pendo –de Valen­cia, me parece– que se llama Enri­que y honra El club Dumas usando gen­til­mente el nick de Corso, montó por su cuenta y con dos o tres ami­gos, hace un par de años, una página sober­bia en la que se ocupa de mis libros, y tiene un correo del lec­tor, y un foro libre de dis­cu­sión; y el fulano ha con­se­guido mon­tar una paja­rraca extra­ofi­cial mag­ní­fica, donde ami­gos a los que no conozco, pero que tie­nen la gen­ti­leza de leer mis libros y mis cosas, como El Conde, Car­lota, Celso, El Marino y muchos otros, envían cola­bo­ra­cio­nes, opi­nan y, en resu­men, inter­cam­bian cro­mos. Y fíjense si será buena la página, que hasta mi edi­to­rial, a la hora de hacer la suya –estu­penda, las cosas como son-, puso un enlace con ésta para apro­ve­char todo ese cau­dal de infor­ma­ción. A esa página pri­vada me asomo de vez en cuando a ver por dónde van los tiros, los que me dan leña y los que me defien­den. Nunca inter­vengo, pero observo, me divierto, aprendo, me fami­lia­rizo con ami­gos y adver­sa­rios des­co­no­ci­dos. Y así fue durante todo este mes, en que al abrir la página de Enri­que encon­traba allí todo un foro de men­sa­jes recla­mando que alguien pira­tease El oro del rey y lo pusiera a cir­cu­lar: algu­nos opo­niendo repa­ros mora­les y otros diciendo qué carajo, las cosas en la red están para pira­tear­las, y no estoy dis­puesto a sol­tar qui­nien­tas pelas, no ya por la pasta, sino por prin­ci­pios. Por estricta moral de internauta.

Y debo reco­no­cerlo aquí públi­ca­mente: asis­tir a todo ese gui­ri­gay, pro­pio de las taber­nas de fili­bus­te­ros de los vie­jos libros, me ha calen­tado el cora­zón. El día que alguien que usa el nick de Pepe dijo «ya lo tengo, aquí lo tenéis», y en el acto reci­bió una llu­via de peti­cio­nes y agra­de­ci­mien­tos, sentí el éxito casi como pro­pio. Por­que uno cree que todo está ya dicho, escrito y regla­men­tado, y de pronto resulta que no; que ante cada nuevo desa­fío sur­gen en cual­quier rin­cón espí­ri­tus libres que se pasan por el forro de los cojo­nes los regla­men­tos y los copy­rights y las esti­pu­la­cio­nes de tres euros y letra pequeña. Cor­sa­rios resuel­tos a ir al abor­daje de sus sue­ños. Y lo que es más impor­tante: soli­da­rios, dis­pues­tos a com­par­tir. A ir a la taberna de los Her­ma­nos de la Costa, de los cole­gas, de los ami­gos cuyo nom­bre es sólo un alias en la red, y decir­les: aquí está, aquí lo tengo. Aquí lo tenéis. Ser­víos, y que apro­ve­che. Por eso quiero dar hoy las gra­cias al pirata Pepe y a los otros: a quie­nes durante estas sema­nas habéis hecho sal­tar meca­nis­mos de segu­ri­dad y saqueado las bode­gas de esa página ala­tris­tesca, por amor a la aven­tura, por desa­fío y por gene­ro­si­dad con los cama­ra­das. Los de mi edi­to­rial –y algu­nos libre­ros– se cis­can en vues­tros muer­tos. Por mi parte, os ase­guro que el pro­pio Diego Ala­triste habría dis­fru­tado tanto vién­doos hacerlo como he dis­fru­tado yo.

Vía XLSe­ma­nal

La eliminación transitoria del IVA

Standard

La eli­mi­na­ción tran­si­to­ria del IVA es una de las pro­pues­tas más ori­gi­na­les que he leído sobre cómo superar la crisis.

La idea es anun­ciar la eli­mi­na­ción del IVA por com­pleto. De este modo todos los pre­cios bajan un 16% de un día para otro (los pro­duc­tos o ser­vi­cios que ten­gan IVA redu­cido baja­rán lo que sea).
Cual­quiera pesa­ría que los pre­cios en reali­dad no baja­rían mucho por­que el mer­cado ten­de­ría a no reper­cu­tir ese dinero en el con­su­mi­dor sino en los már­ge­nes comer­cia­les.
Esto se evi­ta­ría anun­ciando que la medida es tran­si­to­ria, es decir, pasado un periodo de tiempo, vol­ve­ría­mos a tener IVA.
Esto se tra­du­ci­ría en que las cosas serían más bara­tas un año, por ejem­plo, y luego vol­ve­ría a su pre­cio. Así la gente ten­de­ría a com­prarse las cosas durante ese periodo para apro­ve­char los pre­cios. Una espe­cie de reba­jas más lar­gas.

Es una idea intere­sante pero un expe­ri­mento que no se sabe como puede salir. Podría dejar al Estado sin dinero o podría hacerlo mucho más rico. Pero parece difí­cil vati­ci­nar por donde irían los tiros. Ade­más, pasada la época sin IVA podría venir un des­censo muy brusco del con­sumo y un gran aumento en las fechas pró­xi­mas a la reac­ti­va­ción del IVA. Una mon­taña rusa.

Vía Pymes y autónomos