No a la responsabilidad

Standard

Los emplea­dos espa­ño­les pre­sen­tan un per­fil “cómodo”, es decir, pre­fie­ren eje­cu­tar órde­nes antes que tomar deci­sio­nes o plan­tear ideas nue­vas en el tra­bajo, y suele optar por la con­signa ‘que decida el jefe, que yo no me res­pon­sa­bi­lizo’, según un estu­dio de la escuela de nego­cio ‘Euro­pean School of Mana­ge­ment (ESCP-EAP).

   Asi­mismo, el informe señala que el “ami­guismo” es una prác­tica muy habi­tual en las empre­sas espa­ño­las, lo que choca espe­cial­mente con las cos­tum­bres de otros paí­ses, como los escandinavos.

   Así, el estu­dio explica que los tra­ba­ja­do­res espa­ño­les con­fían “cie­ga­mente” en sus rela­cio­nes per­so­na­les con ami­gos, fami­lia­res y cono­ci­dos a la hora de cerrar tra­tos u ope­ra­cio­nes impor­tan­tes para la empresa, sin nece­si­dad de jus­ti­fi­car de manera obje­tiva esas decisiones.

   Por otro lado, el informe ana­liza las tác­ti­cas y estra­te­gias más uti­li­za­das por los emplea­dos espa­ño­les a la hora de influir en sus supe­rio­res para lograr bene­fi­cios sala­ria­les, pro­fe­sio­na­les o personales.

   En este sen­tido, el estu­dio ase­gura que, en pri­mer lugar, los tra­ba­ja­do­res espa­ño­les acu­den a sus jefes con argu­men­tos “de peso” que apo­yen y ava­len sus ideas, y uti­li­zan la lógica “más pura” para sacar ade­lante sus propuestas.

   Como segunda opción, optan por el “mar­ke­ting per­so­nal”, una tác­tica que con­siste en des­ta­car las accio­nes de éxito logra­das en la empresa, la fide­li­dad mos­trada, la expe­rien­cia o el cono­ci­miento glo­bal del negocio.

   Otra de las estra­te­gias más emplea­das es la bús­queda de “alia­dos estra­té­gi­cos” den­tro de la empresa, es decir, encon­trar un grupo de segui­do­res que secun­den sus peti­cio­nes o recu­rrir direc­ta­mente a un mando más alto de la orga­ni­za­ción, sal­tán­dose al jefe inmediato.

   Como últi­mas opcio­nes, los tra­ba­ja­do­res espa­ño­les uti­li­zan la “demanda directa y per­sua­siva” y el inter­cam­bio de favo­res o “true­que” entre el jefe y el empleado. En este caso, el tra­ba­ja­dor suele nego­ciar con su supe­rior una serie de ven­ta­jas, como las vaca­cio­nes o las horas extras, a cam­bio de asu­mir más tareas.

Vía Euro­pa­Press

Eti­que­tas de Tech­no­rati:

El voto electrónico

Standard

El voto elec­tró­nico es un tema con­tro­ver­tido que dará cada vez más que hablar. Vamos a expo­ner aquí los argu­men­tos a favor y en contra.

A favor

  • Téc­ni­ca­mente es mucho más fácil de ges­tio­nar la infor­ma­ción, recuen­tos inme­dia­tos, datos cru­za­dos ins­tán­ta­neos, etc.
  • Es más barato, se eli­mi­nan las pape­le­tas, el gasto de imprenta, de cajas, de mucha de la logís­tica necesaria.
  • Este aba­ra­ta­miento del pro­ceso podría per­mi­tir en el futuro hacer con­sul­tas de otro tipo fácil­mente como refe­ren­dums o con­sul­tas locales.

En con­tra

  • En prin­ci­pal pro­blema es que el voto deja de ser secreto por­que se puede enla­zar a la per­sona que vota con el voto que emite y el orde­na­dor desde el que se vota.
  • La segu­ri­dad es menor en un sis­tema infor­má­tico que en una urna donde se ven las pape­le­tas físi­ca­mente, se pue­den con­tar físi­ca­mente, etc.
  • Es más fácil coac­cio­nar al votante sólo delante de un orde­na­dor que delante de otros votan­tes, la poli­cía, etc. en el cole­gio electoral.

Estos son los argu­men­tos. Parece razo­na­ble que los pro­ble­mas téc­ni­cos se pue­den solu­cio­nar pero el pro­blema de la pri­va­ci­dad no se resol­verá infor­má­ti­ca­mente. Lo nor­mal es que en el futuro vaya­mos a votar a los cole­gios elec­to­ra­les pero que no lo haga­mos con pape­le­tas sino con otro sistema.

Esto, por supuesto, en mi opinión.

Vía Blog de Jonsy Gaviota.

Cómo vivir con 300 euros al mes

Standard

como-vivir-con-300e-al-mes

Si el jue­ves escri­bía­mos sobre el tipo que quiere vivir con sólo 100 cosas hoy toca una pare­cida: Vivir con solo 300 euros al mes. Y esta vez desde aquí mismo, ne nues­tra España de nues­tra alma.

Este cuenta en su blog todo lo que va gas­tando, lleva pocos días, y pre­tende demos­trar “que es posi­ble lle­var una vida nor­mal sin ser un adicto al con­sumo”.

Qui­zás el pro­blema es saber que es una vida normal.

Fuera de cual­quier otra con­si­de­ra­ción, qui­zás esta ten­den­cia nos está mar­cando que el mundo con­su­mista actual está empe­zando a dejar fuera a dema­siada gente y estos son sólo los pri­me­ros sín­to­mas de lo que nos queda por ver.

Vía 20minutos.es

El timbre de puerta anti-plastas

Standard

Data de 1934, pero este sim­pá­tico tim­bre de puerta anti-plastas que recu­peró del olvido Modern Mecha­nix suena ingenioso:

Tim­bre Anti-Plastas es un tim­bre para la puerta en el que quien quiere lla­mar tiene que intro­du­cir una moneda de 10 cen­ta­vos. Si el visi­tante es bien­ve­nido, se le devuelve el dinero. Pero si es un «plasta» como un ven­de­dor ambu­lante o simi­lar, el dinero se queda den­tro de la caja. De este modo se podría recu­dir el número de visi­tas ines­pe­ra­das y no bien­ve­ni­das por­que el tim­bre les disua­di­ría de per­der su dinero.

Más intere­sante resulta que se trata de la misma teo­ría que alguna vez se ha inten­tado apli­car como sis­tema anti-spam para evi­tar el correo basura: que cada envío de correo que hiciera un emi­sor tuviera un «coste sim­bó­lico» pero real mínimo (ej. un micro­pago de un cén­timo de euro) que el recep­tor devol­viera auto­má­ti­ca­mente en caso de que no mar­cara el men­saje como spam.

En cam­bio, si la per­sona que recibe el men­saje lo con­si­de­rara en la cate­go­ría de «no soli­ci­tado», se podría que­dar con el micro­pago. A los que envían los men­sa­jes les sal­drá tan caro per­der todo ese dinero que la gente no les iba a devol­ver, que no les resul­ta­ría rentable.

Lo mismo podría apli­carse de algún modo a las lla­ma­das de tele­mar­ke­ting por telé­fono no soli­ci­ta­das, SMSs publi­ci­ta­rios, spit o spam por voz IP y demás fauna. Por lo que se ve el invento en cues­tión no fue muy exi­toso y no lo logró en su era, así que tal vez su apli­ca­ción al email en la actual tam­poco lo fuera.

Vía Micro­sier­vos

75 habilidades que todo hombre debería dominar

Standard

The 75 Ski­lls Every Man Should Mas­ter reco­pila en una lista de esas que tanto nos gus­tan una serie de «habi­li­da­des» que según la revista Esquire todo hom­bre debe­ría domi­nar. Como cabría ima­gi­nar están todas las típi­cas del estilo «hacerse un nudo de cor­bata», «hablar otro idioma», «coci­nar más allá de la parri­lla», «escri­bir una carta», pero de las menos comu­nes las que más me lla­ma­ron la aten­ción fueron:

  • Saber si alguien está mintiendo
  • Dar con­se­jos que merez­can la pena en una sola frase
  • Nom­brar algún libro que real­mente importe
  • Hacer una hoguera
  • Cono­cer al menos un grupo musi­cal todo lo mejor posible
  • No mono­po­li­zar una conversación
  • Mos­trar res­peto sin ser un pringao
  • Enten­der la física cuán­tica sufi­cien­te­mente bien como para acep­tar que una moneda podría, en un momento dado, tra­ve­sar direc­ta­mente la mesa si se deja caer encima
  • Hacerle un «puente» a un coche para arrancarlo
  • Mez­clar una baraja
  • Cal­cu­lar los metros cua­dra­dos de super­fi­cie de algo
  • Pedir ayuda
  • Patear culos, de vez en cuando
  • Crear una lista de can­cio­nes con diez can­cio­nes apa­ren­te­mente alea­to­rias que de algún modo sean un men­saje secreto para cierta persona
  • Expli­car qué es un año luz
  • Nego­ciar un buen precio

Vía Micro­sier­vos

Facebook en la picota

Standard

facebook

Últi­ma­mente arre­cian las crí­ti­cas sobre Face­book, con­tra­rres­tando el éxito obte­nido en el último año.

Las crí­ti­cas se cen­tran es que es dema­siado inter­ac­tivo. Con Face­book se pue­den uno apun­tar a un mon­tón de apli­ca­cio­nes que man­dan a tus ami­gos un mon­tón de emails inqui­rién­do­les a que hagan todo tipo de cosas. Es decir, Face­book es una apli­ca­ción que parece hecha a media de los que no tie­nen nada mejor que hacer que por­cu­li­zar a sus amigos.

Lo que pasa es que toda­vía no sabe­mos usar muy bien Inter­net y Face­book ha lle­gado un poco pronto a nues­tras vidas. No es la herra­mienta lo cri­ti­ca­ble sino los usua­rios que no saben usarla.
Es más, que Face­book tenga todas estas posi­bi­li­da­des es algo muy bueno que ten­dre­mos que apren­der a usar de forma útil cuando antes. Estoy seguro que sabre­mos sacarle todo el pro­ve­cho que su poten­cial tiene.

¡No man­déis bebi­das, mos­truí­tos ni cora­zon­ci­tos a vues­tros amigos!

Click aquí si no pue­des ver el vídeo.

Ofrecer enlaces no es delito

Standard

tvmixnet

Poco a poco la cul­tura tec­no­ló­gica va avan­zando y cada vez es más inve­ro­sí­mil acu­sar de robo o cual­quier otro delito al p2p.
Esta vez acu­sa­ban a una página (Tvmix) que ofre­cía enla­ces para ver par­ti­dos de fút­bol espa­ñol a tra­vés de tele­vi­sio­nes chi­nas.
Ni el juez ni siquiera el fis­cal han com­prado la acu­sa­ción que, según el auto, no se sos­te­nía por­que la página “no trans­forma nin­guna señal, no inter­fiere en la señal de audio ni la digi­ta­liza”, y “no per­cibe una remu­ne­ra­ción directa” aun­que sí obtiene “un pago que en con­cepto de publicidad”.

Y es que la leyes que prohí­ben la pro­pie­dad inte­lec­tual y los dere­chos de ima­gen están hechas para otro tipo de uso y de tec­no­lo­gía. Ahora hay que hacer otras que se adap­ten a el mundo de hoy y cada vez están más cerca.

Vía 20minutos.es

Grafología, la personalidad según la firma

Standard

Según la apli­ca­ción que firma Laura Alonso en su web mi firma dice esto de mi.

Gra­fo­ló­gi­ca­mente, la firma es una bio­gra­fía abre­viada de su autor.
Debe obser­varse con­jun­ta­mente con un texto que la acom­pañe, pero de cual­quier forma, de acuerdo a cier­tas carac­te­rís­ti­cas espe­cí­fi­cas de su sig­na­tura, se puede dis­tin­guir lo siguiente:

La ubi­ca­ción en el papel indica que se mani­fiesta como una per­sona cen­trada, que marca pre­sen­cia.
Según el tamaño de la firma, mediano, tiende a una extra­ver­sión mode­rada.
El pre­do­mi­nio de for­mas rec­tas, revela dis­ci­plina, orden y cierto prag­ma­tismo.
La hori­zon­ta­li­dad indica una per­so­na­li­dad equi­li­brada, que acepta sus acier­tos y erro­res.
La velo­ci­dad media señala una per­sona medida y justa en su accio­nar.
Según la pre­sión de la escri­tura, posee un tem­pe­ra­mento prác­tico y activo.
La rúbrica indica una bús­queda de auten­ti­ci­dad y ori­gi­na­li­dad, y una mente abs­tracta, llena de ideas y pen­sa­mien­tos.
Al ser total­mente legi­ble, indica que se mues­tra a los demás con sin­ce­ri­dad y auten­ti­ci­dad desde el prin­ci­pio.
La uti­li­za­ción de las mayús­cu­las en la firma per­mite dedu­cir que tiene una buena auto­va­lo­ra­ción y auto­ima­gen.
Al uti­li­zar el nom­bre y ape­llido, demues­tra un equi­li­brio entre el rol fami­liar y social. El ‘Yo’ íntimo y la tradición.

Las carac­te­rís­ti­cas pre­ce­den­tes de este informe son gene­ra­les, y están ente­ra­mente basa­das en lo que repre­senta su estampa per­so­nal en el momento ins­tan­tá­neo en que la escri­bió. Muchos fac­to­res están suje­tos al cam­bio per­ma­nente según el deve­nir de la vida.

Estu­dio gra­fo­ló­gico gra­tuito de la firma
www.grafologico.com — Por Lauro Alonso

Hay que tener en cuenta que sólo se fija en cosas bue­nas para las malas hay que pagar y tam­poco nos vamos a poner así…

Moda en Semana Santa

Standard

Escribo el pre­sente recién lle­gado de dis­fru­tar del Domingo de Ramos en el cen­tro de Sevilla.

Pleno de cofra­días haciendo su esta­ción de peni­ten­cia, padres que no entien­den que no es ético meter al carrito de su pobre hijo y a su pro­pio pobre hijo en una bulla, bares a rebo­sar con pre­cios abu­si­vos, etc. Los que conoz­can la gran­deza y las mise­rias de la Semana Santa sevi­llana esta­rán al tanto y los que no, les animo a conocerla.

Cada año el comen­ta­rio estre­lla de los Lunes Santo es la moda del Domingo de Ramos. La gente saca sus mejo­res galas, se com­pra ropa ah-doc y es una risión comen­tar las nove­da­des de la tem­po­rada. Vamos con ellas:

escotes

  • La estre­lla indis­cu­ti­ble han sido los gran­des esco­tes. Gran­des y chi­cas se han decan­tado por ense­ñar carne y pro­bar los suje­ta­do­res de media copa.
  • Tam­bién con gran influen­cia los ves­ti­dos estilo años setenta. Arte abs­tracto que sus­ti­tuye a los ves­ti­dos flo­rea­dos. Sobre todo ha triun­fado entre las gorditas.
  • En el sec­tor mas­cu­lino cada vez menos traje y mucho menos corbata.
  • La gran estre­lla es la gomina y los pelos de punta, arrasa entre los más jóvenes.
  • Entre los más hor­te­ras, el traje blanco con zapa­tos blan­cos ha lle­gado para que­darse. No entien­den que a los feos no les queda bien.
  • Entre todas las eda­des, los pier­cing del labio inferior.
  • Algún intento vano de euro­pei­zar­nos con som­bre­ros y cosas simi­la­res que nunca han calado aquí.

Traje blanco

En gene­ral, muy sor­pren­dido como todos los años.

Coches y estilos de vida

Standard

Cuando te com­pras un coche no estás bus­cando única­mente un medio de trans­porte… te estás jugando tu estilo de vida. El estilo de vida Golf GTI para el joven con posi­bles y un cierto toque cana­lla; el Audi A3 o el BMW Serie1 para el de treinta, ele­gante (pero infor­mal), de espí­ritu abierto, empren­de­dor; el Seat León o el Opel Astra para el maca­rri­lla que emplea el 80% de su sueldo (y el 99% de su vida) en su coche; y el Mini… ¿qué me dices del Mini?… quien lleva una ‘vida Mini’ parece haber encon­trado el orden cós­mico, o algo así… por­que cuen­tan con miles de opcio­nes para darle su ‘toque per­so­nal’ al asunto… ya sabes: ban­de­ras ingle­sas pin­ta­das en el techo, tapi­ce­ría a juego con el sal­pi­ca­dero o incluso enor­mes núme­ros pin­ta­dos a cada lado, en cada puerta… y luego están los Mini Lounge, para tomar unas copas con tus ami­gue­tes Mini… cole­gas del ‘estilo de vida Mini’… todos ves­ti­dos igua­les… el mismo jer­sey con su cue­llo de pico, la camisa por fuera del pan­ta­lón, y un des­pei­nado muy cui­dado como dando a enten­der que ‘paso de todo y sin embargo lo tengo todo bajo con­trol’. Y si pasan los años, y dejas de ser tan ‘joven’, y te echas pareja for­mal, y te casas… pues te com­pras un A4, o un BMW Serie3, para seguir la estela ele­gante de tu vida A3/Serie1 pero con una visión más prác­tica de tu nueva vida de hom­bre hecho y dere­cho, serio y res­pon­sa­ble… y si tie­nes niños, pues te com­pras un fan­tás­tico mono­vo­lu­men con los cris­ta­les tra­se­ros tin­ta­dos y moni­to­res de DVD en los repo­sa­ca­be­zas, para que los niños vean pelis en el tra­yecto del cole a casa sin dar el coñazo… o un 4x4, que en tu puta vida has pisado (ni pisa­rás) el campo, pero desde ahí arriba parece que te sien­tes más… seguro, más… pode­roso, ¿entien­des?… ¿y un Mer­ce­des?… ¡ni de coña!… ese coche es de ‘nuevo rico’… sería dema­siado evi­dente com­prarse un Mer­ce­des.…”

Vía Ni libre ni ocupado

Móviles en África

Standard

fotonoticia_grande

Buena parte de los ser­vi­cios ban­ca­rios en los paí­ses en desa­rro­llo, y espe­cial­mente en África, están sur­giendo en forma de banca móvil. Esta «banca de los pobres» uti­liza los ser­vi­cios de la tele­fo­nía móvil y opera tanto en las transac­cio­nes inter­nas (por ejem­plo para com­pras) como para las trans­fe­ren­cias al exte­rior. Las razo­nes del éxito de este tipo de banca son sim­ples: es rápida, sen­ci­lla y segura, dado que el dinero se trans­mite de modo inme­diato y mucha gente posee o tiene acceso a un telé­fono móvil.
ampliar foto

Grá­fico de la Unión Inter­na­cio­nal de Tele­co­mu­ni­ca­cio­nes sobre el cre­ci­miento de la tele­fo­nía móvil en el mundo

Ade­más, los sis­te­mas de tar­jeta de pre­pago fle­xi­bi­li­zan aún más los modos de uso, y se pue­den apli­car tam­bién a las transac­cio­nes ban­ca­rias (por ejem­plo, se pue­den com­prar tar­je­tas con fon­dos que des­pués pue­den ser trans­fe­ri­dos sin coste mediante un SMS). NextBillion.net ha rea­li­zado una buena revi­sión de ser­vi­cios de mobile ban­king, ana­li­zando casos como Mobile Plus o FE-Mobile.

Por esta y otras razo­nes, la tele­fo­nía móvil dista mucho de ser un lujo en los paí­ses en desa­rro­llo y así, el cre­ci­miento de las sus­crip­cio­nes de ser­vi­cios móvi­les es mucho mayor en África que en Europa o Nor­te­amé­rica. Los datos de la Inter­na­tio­nal Tele­com­mu­ni­ca­tion Union publi­ca­dos en IEEE Spec­trum Online en 2006 en el artículo Africa Calling (grá­fico citado por Niti Bhan) demues­tran que, desde 1999 a 2004, los afri­ca­nos han sus­crito tan­tos con­tra­tos de tele­fo­nía móvil como los asiá­ti­cos y su cre­ci­miento ha sido casi tres veces más rápido que en el caso de los ame­ri­ca­nos. La mayor parte de este cre­ci­miento sucede en la región sub­saha­riana, la más pobre del continente.

Vía soitu.es

10 tecnologías que no triunfaron en el 2007

Standard
  1. HD-DVD y Blu-ray: Nin­guno de los dos for­ma­tos ha logrado triun­far sobre el otro, y lo que es peor, su riva­li­dad está las­trando la implan­ta­ción de la Alta Defi­ni­ción (HD)
  2. PS3: La gran apuesta de Sony no ha logrado arras­trar a los fie­les segui­do­res de la pla­ta­forma PlayS­ta­tion, y es que la polí­tica de comer­cia­li­za­ción (pre­cio, com­pa­ti­bi­li­dad, retra­sos) ha sido un autén­tico desas­tre que no es fácil perdonar.
  3. Second Life: El mundo vir­tual más famoso de Inter­net no ha dejado de ali­men­tar su ego a base de famo­sos y escán­da­los, pero hoy por hoy es una pér­dida de tiempo y dinero. Tal vez algún día.
  4. UMPC y MID: Los dis­po­si­ti­vos ultra­por­tá­ti­les para infor­má­tica e Inter­net son sin duda una visión de futuro, pero aún no tie­nen claro cómo ser real­mente pro­duc­ti­vos, aun­que su pro­blema prin­ci­pal es un pre­cio dema­siado ele­vado para el con­su­mi­dor de a pie.
  5. Win­dows Vista:… La gran apuesta de Micro­soft ha mos­trado todas sus debi­li­da­des, espe­cial­mente en la com­pa­ti­bi­li­dad y recur­sos nece­sa­rios, sin dejar ver sus ver­da­de­ras mejo­ras. El resul­tado ha sido un pro­ducto muy vis­toso pero poco productivo.
  6. Inter­net en el móvil: Pese a la lle­gada del UMTS y el HSDPA y a lo que digan las ope­ra­do­ras, Inter­net en el móvil toda­vía es dema­siado caro y su nave­ga­ción con la actual gene­ra­ción de móvi­les no es prác­tica del todo. A ver si hay más suerte el pró­ximo año.
  7. Los ser­vi­cios de des­carga de música en el móvil: Los móvi­les son una buena opción para escu­char música en movi­miento pero la unión de las ope­ra­do­ras, la SGAE y las pro­duc­to­ras no podían dar un plan de nego­cio que fuese atrac­tivo para el consumidor.
  8. La tele­vi­sión en el móvil: Las ope­ra­do­ras y las cade­nas de TV siguen pen­sando que la tele­vi­sión en el móvil es una buena idea. Tal vez lo sea, pero, como siem­pre, tie­nen que pulir la selec­ción de con­te­ni­dos y sobre todo los pre­cios. Las limi­ta­cio­nes de los ter­mi­na­les mere­cen men­ción aparte.
  9. Las redes WiFi: Dis­po­ner de áreas WiFi gra­tui­tas en las zonas más impor­tan­tes de cual­quier loca­li­dad no deja de ser una pro­mesa polí­tica de escaso cum­pli­miento. Por otra parte, el desa­rro­llo las redes ciu­da­da­nas no acaba de despegar.
  10. La TDT: Las cade­nas de tele­vi­sión se lle­nan la boca con las bon­da­des de la TDT pero no aca­ban de poner en prác­tica ni una de las pres­ta­cio­nes que ofrece (HD, VO, inter­ac­ti­vi­dad…). Como se des­pis­ten un poco, la Inter­net TV les va a dejar sin espectadores.

Vía Clip­set

Nissan Intima Concept, un auto ideado para mujeres

Standard

nissan_intima_press_20

Un coche pen­sado para las fémi­nas más prototípicas:

  • Hue­cos para poner el bolso en las puertas.
  • Asien­tos que giran 80 gra­dos para un salida y entrada más cómoda.
  • Esti­li­za­das bote­llas de agua (con­ve­nien­te­mente refri­ge­ra­das) que pode­mos encon­trar bajo la con­sola cen­tral de los asien­tos traseros.
  • Panel de con­trol táctil.
  • Un bolso y tres per­fu­mes de regalo.

No sal­gan pitando para el con­ce­sio­na­rio que es un pro­to­tipo conceptual.

Vía Femi­ni­da­des

Movimiento Slow

Standard

El Movi­miento Slow pro­pone apar­car la prisa y dis­fru­tar del cada minuto. Para ello reivin­dica un una nueva escala de valo­res, basada en tra­ba­jar para vivir y no al con­tra­rio. La bio­di­ver­si­dad, la reivin­di­ca­ción de las cul­tu­ras loca­les y un empleo inte­li­gente de la tec­no­lo­gía, son algu­nas de sus prin­ci­pa­les señas de iden­ti­dad.
Por que como dice el corrido mexi­cano “ No hay que lle­gar pri­mero, sino que hay que saber llegar”

Vía Micro­sier­vos