El mapa de los penes del mundo

Lo que faltaba. El ego masculino ya tiene un espejo en el que mirarse. El portal Targetmap ha diseñado lo que más de uno llevaba tiempo esperando: el imprescindible mapa de los penes del mundo, lo que vendría a ser un penemundi (ver aquí). En él se indica el inquietante dato del tamaño medio de los penes en cada país (de los que se manejan estadísticas al respecto, claro). Sepan que Congo y Ghana son los campeones de la materia. Como diría el castizo, ganan por huevos.

En concreto, los congoleños aportan una importante media fálica de 17,93 centímetros, mientras que los ghaneses se quedan pelín atrás los 17,12 centímetros. De cerca le siguen colombianos y ecuatorianos: en Colombia se calza de media 17,03 centímetros y en Ecuador de 17,59. España mantiene el tipo en la media del planeta.

Digamos que el rango medio se ubica entre los 13 y 15 centímetros: ahí es donde se mueven los españoles. Francia e Italia van por delante, con entre 15 y 16,5 centímetros. Estados Unidos se viene abajo con unos números inferiores, en torno a los 11,6 y 13 centímetros.

En el furgón de cola se encuentran los países que la leyenda negra siempre ha apuntado en su lista: China con escasos 10,89 centímetros y la India. Poco dotados son los del país del Ganges con discretos 10,24 centímetros. Como diría aquél, tomen buena nota.

Vía El desmarque

Causas de la indignación en el sector informático

Recientemente es común leer experiencias de quejas sobre personas que solicitan ayuda de arreglos o consultas informáticas para su caso personal. Pero no solo este tipo de favores se quedan únicamente en el ámbito personal. Es frecuente también la solicitud de favores en todo tipo de ámbitos profesionales.

Si recibes la solicitud de un favor informático no debemos sentirnos como un caso excepcional en el que tenemos la maldición de haber estudiado informática. En todos los sectores y ámbitos existen estos favores. Sin embargo, si deberíamos clasificarlo y distinguirlo en un tipo de favores del tipo “Consultas y/o conocimiento“ a diferencia de otros sectores donde existen una mercancía física y los favores son diferentes.

En el caso del informático, es común escuchar frases del estilo: “Por favor, mírame el ordenador porque no me funciona X”, “¿Me podrías instalar la aplicación X?“. Y no solo en la vida privada e incluso en el mundo profesional solicitar servicios que no son de tu ámbito: “Tu que eres informático me gustaría preguntarte si sabes como puedo configurar el móvil para que haga …“, “Ya que te veo que escribes muy rápido y a mí me cuenta mucho, ¿podrías tu dar de alta todos los productos que tengo en estas hojas?“.

Es cierto que es muy habitual que para ciertas personas el ordenador sea más una carga que una ayuda. De repente, al adquirir un ordenador se les vienen la carga de la lógica informática, un trabajo totalmente cuadrado y sin sentimientos, a su entorno. Y esto crea una cierta frustración en las personas que no conocen comunicarse e interactuar con las máquinas.

Sin embargo, también existe cierta indignación general del sector informático porque sienten que deben realizar los trabajos gratis. No es raro encontrar en portales y blogs comentarios y experiencias al respecto sobre los favores informáticos que no son valorados. En ningún momento digo que no haya que hacer favores. En toda la sociedad se hacen favores constantemente. Pero si me gustaría puntualizar causas de esta indignación, análisis y soluciones para evitar ser el amigo informático.

Causas de indignación en el sector

Una de las posibles causas de la indignación general del sector es la materia de la que está hecho nuestra profesión. En ningún momento se trabaja con elementos físicos, sino con conocimiento. Por ello, es mucho más difícil cuantificar cuanto vale una idea o conocer algo. En pocas ocasiones se valora cuanto cuesta aprender cosas o conseguir la mejor forma de hacer algo. Simplemente se da por hecho que el informático, lo sabe. Creo que en muchas ocasiones habría que decir más: “No. Lo siento pero eso no sé hacerlo”.

Una segunda causa es cuando esta solicitud ayuda está combinada con el stress y las prisas. Frases del tipo, “Por favor, necesito que me arregles el ordenador porque tengo que entregar mañana un trabajo y me urge” suelen ser habituales. Con ello el stress y la responsabilidad del trabajo acaba de pasar a manos del informático. Si, ahora si no entrega el trabajo, no será culpa suya, será del informático. En estos casos, si no es alguien muy allegado o no te va a pagar bien, yo diría que no tengo tiempo.

Una tercera causa es cuando se utilizan grandes halagos o punzantes “puyas“ en función de si aceptas un trabajo o no. Si aceptas la ayuda y le resuelves el trabajo serás el mejor y si ni siquiera lo intentas porque no te apetece serás una mala persona. Olvídate de estas críticas. No esperes ni aceptes un trabajo porque te halaguen, ni para evitar que te miren mal. Sé objetivo y acepta los favores que tu consideres que merecen la pena.

Una cuarta que también se da a menudo es la de pagar un trabajo. Estaréis pensando, “¡¿pagar?!, ¡¡eso está bien!!”. El problema es cuando con un misero pago se solicita la luna. Aquí escuchareis frases del tipo:“¡Eh! Que te he pagado el trabajo y tienes que hacer lo que te diga”.

Recuerdo una ocasión de un conocido que me decía que me quería pagar el desarrollo de un portal porque se quería sentir libre de pedir lo que quisiese. Eso es un tremendo error. Delimita siempre tu trabajo, lo que vale y las funcionalidades que abarca. Si aceptas trabajos, aunque sean pagados, a modo de buffet libre de funcionalidades, no esperes volver a tener libertad.

Continuará: En futuros números iremos viendo más puntos a evaluar como el nivel de proximidad o qué hacer en ciertos casos en el que no deseas hacer el favor sin tener que vestir a quién solicita tu ayuda de gallina.

Vía GenBetaDev

Grandes mentiras que siempre decimos

  1. Este año sí me pongo a estudiar. ( Esta es mundial)
  2. No te va doler. (Que grande ese momento)
  3. Un momento y nos vamos. (La de todos los dias con la parienta)
  4. Justo te iba a llamar ahora (La del amigo que no ves nunca)
  5. Por mi madre que nunca más vuelvo a beber. (La del domingo por la mañana)
  6. ¿YO?… ¿Con esa?… NUNCA!!!!!!! NI BORRACHO!!! (La del sabado por la tarde)
  7. El profe me tiene manía. (La de junio)
  8. ¿Que te debo algo?… ni me acordaba. (la 2215 con su version 2216:”No te lo habia dado ya??”)
  9. Perdimos por el árbitro. (La del lunes por la mañana)
  10. Pasé el semáforo en ambar (rojo).
  11. Ponlo tú que mañana te lo pago. (La 2614, aka: “la del amigo listo”)
  12. Te lo juro por mi madre que te lo mandé. (no te ha llegado???)
  13. No, no te preocupes… yo te llamo. (La de la llamada que no quieres oir)
  14. Ayer estaba enfermo. (La del trabajo)
  15. El día 1 dejo de fumar. (La 2318, aka: “La de nochevieja”)
  16. Veo si tengo correo y me desconecto. (La de todas las noches)
  17. Justo estaba pensando en ti.
  18. Solo somos amigos. (La mentira mas mentira de todas las mentiras)
  19. Se cayó solo y se rompió. (La que le encantaba a mi padre)
  20. Sí, sí¡ yo voy…….seguro….. (La del mensaje 24 horas despues q dice: ya no vienes, no? )
  21. Te queda muy bien!!!! (La tipica)
  22. Te juro que no se lo voy a contar a nadie. (La super tipica)
  23. Tienes los ojos más lindos que vi en mi vida. (La de “No hablemos de los cocos…”)
  24. ¿Yo?..¿Ir a esos lugares?… Nunca! (La de la sobremesa familiar)
  25. Sí, choqué, pero la culpa la tuvo el otro. (La 2215, aka: “Mi cruz”)
  26. Llámame en cinco minutos que estoy en una reunión. (La del trono)
  27. Mis ojos están rojos porque estoy resfriado. (La de la resaca)
  28. Es la puntita nada más mi amor. (La del intento trasero, aka: Backdoor trying)
  29. A uno de mi pueblo también le pasó (La del pintaflautas… cuantas veces la habré oido??)
  30. Hola,¿papá? Que me quedo a dormir en casa de un amigo. (La del festival)
  31. Mañana te traigo tus CD’s… (La 3412, esta se obvia en casi todos lo casos)
  32. Dame tiempo… tengo que aclarar mis ideas. (La 1212, aka: “Me petas”)
  33. Yo a ella la veo como amiga. (La del principio del follon)
  34. Yo y mi ex ahora somos amiguísimos. (La trampa mortal)
  35. Cuando me case nunca más voy a mirar a otra. (La imposible)

Y por supuesto:

  • Chupa, chupa que yo te aviso……
  • Aunque lo hemos dejado seguiremos siendo amigos

Vía El Pito Doble

Plantilla de disculpas para twitter

Ante las reacciones provocadas por mi comentario en la red social Twitter, quiero pedir perdón públicamente. Lo siento. Cometí un error y soy consciente de que, con mis palabras, he podido herir a muchas personas.

Quienes me conocen saben que muchos de mis amigos son negros, árabes, gays, lesbianas, transexuales, judíos, mujeres, enanos, discapacitados con muy diversas discapacidades, personas con enfermedades raras, cineastas españoles, enfermos mentales, víctimas de ETA, víctimas del GAL, víctimas de GRAPO y de Al Queda, víctimas de la violencia de género machista, personas con disfunción eréctil, personas con tumores, drogadictos, obesos mórbidos y, en general, personas pertenecientes a colectivos minoritarios. Incluso conozco a un tío con el sarcoma de Kaposi.

Yo siempre he luchado por sus derechos. Por eso lamento que mi desafortunado comentario en la red social Twitter haya dado una impresión equivocada sobre mi persona. Y lamento, sobre todo, los perjuicios que haya podido causar al colectivo afectado.

Una vez más, mis más sinceras disculpas.

Nota: esta disculpa es Creative Commons. Siéntete libre de usarla.

Vía Mi mesa cojea

Cómo producir una película española

  1. Date de alta como productora en el Impuesto de Actividades Económicas.
  2. Busca a un joven voluntarioso con un guión bajo el brazo.
  3. Solicita subvenciones al Ministerio de Cultura y a tu Comunidad Autónoma.
  4. Cuando te concedan las subvenciones, vende los derechos de emisión televisiva a TVE y a la televisión autonómica de tu comunidad.
  5. Si todo te ha salido más o menos bien, tendrás alrededor de un millón de euros. Pero no podrás cobrarlo hasta que presentes justificantes del estreno, así que:
  6. Pide un crédito al Instituto de Crédito Oficial (ICO) presentando los documentos en los que te conceden las subvenciones. Te lo darán sin problemas a cambio de una acreditación al principio de la película.
  7. Rueda la película con 500.000 euros, pero justifica el doble (los proveedores no te pondrán problemas, están acostumbrados).
  8. Cuando la película esté terminada, convence a algún cine de España de que te la exhiba durante un fin de semana. Compra aproximadamente el 80% de las entradas para ese fin de semana.
  9. Presenta al Ministerio de Cultura y a tu Comunidad Autónoma el justificante del estreno y el número de entradas vendidas.
  10. 10. Cobra las subvenciones.

Enhorabuena, has ganado 500.000 euros.

Vía Mi mesa cojea