Bang Your Friends: la ‘app’ para tener sexo en Facebook

Bang your friends

Nunca fue tan fácil tener sexo (sin pagar) en internet. La web del momento se llama Bang Your Friends. Con este servicio, sus usuarios pueden saber cuáles de sus amigos de Facebook quieren mantener relaciones sexuales con ellos y viceversa.

La mecánica es muy simple: solo hay que registrase en la página web de la aplicación (entrando con la cuenta de Facebook), aceptar las condiciones de uso y elegir los amigos con los que uno se quiera acostar. Una vez se haya hecho, el usuario solo tiene que esperar a que los que haya elegido hagan lo mismo con él. Entonces recibirá un mensaje privado avisando de que los dos buscan lo mismo. Así, sin más. Sin citas previas ni cervezas en un bar.

De momento, Bang Your Friends es una aplicación diseñada para heterosexuales. Solo se puede elegir personas de diferente sexo y solo está disponible para ordenadores, pero en breve habrá una versión para móviles.

Un éxito arrollador en la web

En apenas una semana, esta aplicación ha registrado más de 30.000 nuevos usuarios y crece a un ritmo endiablado: 5 altas por minuto. La idea de este ‘software’ es de 3 universitarios estadounidenses que, según explican a The Daily Beast, idearon en una noche de vodka y Red Bull. «Solo estamos acercando a la gente a la verdad. Si hay alguna mujer hermosa o un hombre guapo que le interesa, no debe aguantarse», han explicado al medio.

Los creadores de Bang Your Friends, que prefieren mantenerse en el anonimato, idearon el concepto con la premisa inicial de mejorar los servicios de citas como Match.com o eHarmony. Al respecto, han afirmado que su objetivo son «los estudiantes que están en la universidad. Creemos que el sexo es un tema que sigue siendo tabú en la sociedad, y queremos que se normalice su práctica».

Vía El Confidencial

Actualización: Antonio Rull me cuenta que también está ya en marcha para profesionales, bangwithprofessionals, lo mismo pero para Linkedin. No te acuestes sólo con tus amigas/os sino con tus compañeras/os.

Actualización: Y para no ir tan directo al sexo y tener al menos una cita antes, está Would Love 2.

El tamaño del pene está en los dedos de la mano

Las leyendas urbanas sobre aspectos que pueden representar el tamaño del pene son infinitas. Que si una nariz grande implica un miembro proporcional, que cuanto más larga sea la colilla del tabaco más largo será, etc. Pero ninguna de ellas tiene una base científica detrás que la respalde. Hasta ahora. Un equipo de urólogos de Seúl (Corea) ha dado con un factor físico que sí puede predecir la longitud del pene adulto: la ratio entre los dedos anular e índice de la mano derecha. Cuanto más largo sea el dedo anular respecto al dedo índice, más largo es el pene.

Los autores, que publican su hallazgo en ‘Asian Journal of Andrology’, explican que la ratio de estos dedos ya había sido relacionada previamente con otros aspectos de la biología reproductiva e incluso puede estar relacionada con el riesgo de cáncer de próstata. «Pensamos que los niveles de testosterona prenatal podían tener algo que ver con la longitud del pene y, por tanto, dado que la formación de los dedos también está influida por esta hormona igual también jugaban un papel», indica Tae Beom Kim, coordinador de la investigación, del Hospital Gachon Gil de Incheon (Corea).

Para comprobar su hipótesis contaron con la participación de 144 varones mayores de 20 años que estaban hospitalizados para someterse a una cirugía por algún problema urológico. De todos ellos estudiaron la altura, el peso y las longitudes del segundo y cuarto dedo de la mano diestra y del pene. Éste último se midió bajo anestesia y tanto en estado flácido como estirado (que no erecto).

Observaron que de todas las variables estudiadas, sólo la altura estaba relacionada con el tamaño del pene flácido mientras que la ratio de los dedos es lo único que dio una idea acertada del tamaño del miembro viril estirado.

Hormonas clave

La posible explicación está en los andrógenos (las hormonas sexuales masculinas, entre ellas la testosterona). Los autores señalan que estas hormonas son claves para el desarrollo normal del pene. Los niveles fetales de andrógenos en los hombres se van elevando entre las semanas ocho y 24 de gestación, llegando al máximo entre las semanas 14 y 16. Estas hormonas también están relacionadas con la formación de otras estructuras, entre ellas los dedos. Una alta concentración de testosterona lleva a un bajo ratio entre los dígitos y sugiere una actividad testicular prenatal alta y, también, un pene largo.

En un comentario que acompaña al estudio, Denise Brooks, del departamento de Biología del Skidmore College de Nueva York (EEUU) indica que los participantes estudiados son asiáticos, que tienen penes más pequeños que otras poblaciones, por lo que no se sabe si estos resultados son extrapolables a otros hombres, aunque lo lógico es pensar que sí.

En declaraciones a ELMUNDO.es, esta experta destaca que «el trabajo es importante porque es el primero en establecer una relación entre los dedos y la longitud del pene. Aunque es pronto para saber si este vínculo puede tener alguna implicación clínica, sí es cierto que la ratio entre el segundo y cuarto dedo ha sido asociado a condiciones médicas como el cáncer de próstata, de mama y ataques al corazón, así que a lo mejor hay que ahondar más en esta cuestión».

Vía elmundo.es

La belleza mata a la inteligencia

Los hombres que pasan aunque sólo sea unos pocos minutos en compañía de una mujer atractiva no realizan tan bien las pruebas diseñadas para medir la función cerebral como los que charlan con una mujer que no encuentran atractiva.

¿Por qué los hombres emplean tanta capacidad cerebral para impresionar a las mujeres atractivas que no les quedan apenas recursos cognitivos para otras actividades? Por una vez un estudio que tiene una base real, pues nació a consecuencia de la conversación que uno de los científicos holandeses autores del mismo mantuvo con una tía buena, después de la cual el pobre interfecto no podía ni siquiera recordar la dirección de su propia casa. Tras analizar el comportamiento de 40 heterosexuales, las conclusiones resultaron diáfanas: a mayor atractivo femenino, menos neuronas masculinas sobreviven.

Lo curioso del asunto es que parece que a las mujeres el fenómeno no les afecta: ya pueden tener a George Clooney delante y a Richard Gere al lado que son perfectamente capaces de dividir la cuenta de la cena entre tres de cabeza y al decimal.

A la vista de lo cual recomiendo a todas mis lectoras que hagan uso del escote y de la minifalda cuando vayan a negociar el aumento salarial con el jefe, y a mis lectores masculinos que utilicen el e-mail si les toca regatear los precios de aquella proveedora que luce de infarto.

Vía Jordi’s blues

Reglas Masculinas

1- Los pechos están hechos para ser observados, y eso es lo que hacemos.
No intentes cambiar eso.

1- Aprende como usar el inodoro. Tu ya eres una mujer mayor. Si está la tapa arriba, la bajas. Nosotros la necesitamos arriba, tú la necesitas abajo. Tú no nos oyes discutir porque tú la dejaste abajo.

1- Sábado = Deportes.
Es como la luna llena o el cambio de las mareas. Déjalo estar.

1- Ir de tiendas NO es un deporte.
¡Y no! Nunca vamos a pensar que sea así.

1- Llorar es chantaje.

1- Pide lo que quieres. Vamos a aclararlo de una vez:
Indirectas sutiles ¡No funcionan!
Indirectas fuertes ¡No funcionan!
Indirectas obvias ¡No funcionan!
¡¡¡SÓLO DILO!!!

1- ‘Si’ y ‘No’ son respuestas pefectamente aceptables para casi cualquier pregunta.

1- Ven con un problema solo si quieres que te ayudemos a resolverlo. Eso es lo que nosotros hacemos. Compasión es para lo que están tus amigas.

1- Un dolor de cabeza de 17 días es un problema. Ve al médico.

1- Cualquier cosa que hayamos dicho hace 6 meses es inadmisible en un argumento.
De hecho, todos los comentarios se vuelven nulos y caducan a los 7 días.

1- Si crees que estás gorda, probablemente lo estés.
No nos preguntes a nosotros.

1- Si algo que dijimos puede ser interpretado de 2 formas, y una de ellas te hace sentir triste o enojada, siempre quisimos decir la otra.

1- Vosotras no podeis pedirnos que hagamos algo como queréis que se haga.
No ambas cosas.
Si tú ya sabes cual es la mejor forma de hacerlo, hazlo tu misma.

1- Cristobal Colón no necesitó preguntar direcciones. Nosotros tampoco lo necesitamos.

1- Todos los hombre tenemos vista en 16 colores.
Melocotón, por ejemplo, es una fruta, no un color.
Nosotros no tenemos idea lo que es el “Malva”.

1- Si algo pica, debe ser rascado. Nosotros lo hacemos.

1- Si preguntamos “¿qué pasa?” y respondéis “Nada” vamos a actuar como si no pasara “nada”. Sabemos que mentís, pero no vale la pena tomarse la molestia.

1- Si haces una pregunta que no quieres que te respondan, espera una respuesta que no quieres escuchar.

1- Cuando vamos a algun sitio, absolutamente cualquier cosa que te pongas te queda bien. En serio.

1- No nos preguntéis qué estamos pensando a menos que estéis preparadas para discutir temas como:
Sexo, deportes o coches.

1- Tienes suficiente ropa.

1- Tienes muchos zapatos.

Vía Helektron.com

La Que Pota Fijo y La Que Igual No Pota. Otro punto de vista.

Viene de aquí.

nilibreniocupado frena a las puertas de un Colegio Mayor. Son cinco chicas de apenas 18 años (todas ellas muy pintadas, escotadas, tuneadas y minifaldeadas).

La líder se monta a mi lado (rubia, labios gruesos, tetas de sostén antigravitatorio). Las otras cuatro tratan de acoplarse como pueden en el asiento de atrás.

– Máximo tres personas – digo, tajante.

Una de ellas (la menos agraciada) se baja. El resto, ni se inmuta.

– ¿Nos lleva a Pachá? – dice la líder.

– La hemos dejado sola, tía. Ahora tendrá que buscarse la vida para pillar otro taxi, ¡y con el frío que hace! Ya nos vale… – apunta otra.

– Que se joda. Ella habría hecho lo mismo. Además, siempre nos espanta a los tíos. ¡Es una triste! – suelta la rubia. En seguida cambia de tema y comienza a contarle al resto que ayer mismo volvió a enrollarse con su ex.

– Eres la hostia, tía…

– Ya te vale…

– Es mono, y punto. Total, esa noche me aburría y le llamé.

– Pobre Oscar. Está pilladísimo por ti y tú no haces más que usarle como si fuera un Kleenex.

– ¡Olvídate de Oscar! Esta noche lo vamos a pasar de puta madre. A ver cuántos tíos nos entran…

Llegamos a Pachá, juntaron un par de euros cada una, me pagaron y al salir del taxi las cuatro, como coordinadas por Bluetooth, se bajaron al unísono la minifalda y se subieron el escote (por ese mismo orden, como si de un ritual se tratara).

Luego entraron en Pachá con el paso firme de unos tacones demasiado altos para su experiencia, comiéndose las cerezas, el mundo, y lo que hiciera falta: Eran las dueñas de todo el índice de testosterona del garito, claro: Guapas, sexys y jóvenes, lo suficiente para que cualquier borracho salido babeara a sus pies.

Todos conocemos a ese tipo de chicas: No salen de copas para follar (rara es la vez que follan con desconocidos, demasiado jóvenes para la promiscuidad sexual), ni para conocer gente nueva, ni mucho menos para encontrar al amor de su vida: Suelen darle al baboso/borracho de turno un número de teléfono que no existe (para quitárselo de encima), o una edad que no tienen. Simplemente se divierten jugando con todos los cerebros genitales que se crucen a su paso.

Salen con la bélica intención de rivalizar entre ellas (el peor enemigo de una mujer siempre será otra mujer). Salen para engordar su ego. Un ego puramente estético. Un ego directamente proporcional al tamaño de sus tetas.

Vía Ni libre ni ocupado

La Que Pota Fijo y La Que Igual No Pota

Dos amigos me han contado una anécdota que, por su indudable interés antropológico, reproduzco aquí (con su explícito permiso).

Mis dos amigos, a quienes llamaremos Amigo 1 y Amigo 2, estaban en una ciudad española medio de trabajo, medio de vacaciones. Debido a su penosa situación económica, compartían una misma habitación de hotel. El último día de su estancia en dicha ciudad, mis amigos decidieron salir de marcha en el clásico plan: “a ver si follamos”.

Tras largos e infructuosos esfuerzos, por fin encontraron a dos chicas aparentemente dispuestas a entregarse al efervescente placer del amor-de-una-noche. Aunque las dos estaban soberanamente borrachas, una de ellas parecía encontrarse, en palabras de mis amigos, “a las hermosas puertas del coma etílico”. Mis amigos, incapaces a esas alturas de memorizar ningún nombre, y dado que ambas eran morenas, las catalogaron como La Que Pota Fijo y La Que Igual No Pota.

Tras una ardua negociación, mi Amigo 1 decidió asediar a La Que Igual No Pota, y mi Amigo 2 a La Que Pota Fijo, con la que creía tener más posibilidades gracias a ese bendito mecanismo cerebral llamado semiinconsciencia. Ambos sabían que sólo disponían de una habitación, de forma que el cortejo se convirtió en una frenética contrarreloj. Ganó mi Amigo 1, que se marchó con La Que Igual No Pota. Mi Amigo 2 no desistió en su empeño y, tras mucha charla desbordante, sin duda, de ingenio, logró convencer por fin a La Que Pota Fijo de que fuera con él a su habitación.

Al llegar al hotel, mi Amigo 2, consciente de que mi Amigo 1 estaba en la habitación con La Que Igual No Pota, pidió a su acompañante que le esperara sentada y con la cabeza entre las rodillas en un sofá del hall. Luego, se encaminó hacia el mostrador y, sacando su DNI, le dijo a una de las recepcionistas:

-Buenos días. Una doble, por favor.

RECEPCIONISTA: No puede entrar hasta las 12 de la mañana, y son las 10. Tendrá que esperar dos horas.

AMIGO 2: No, no. Yo la quiero para ahora, para estas dos horas.

La recepcionista, algo incómoda, asintió y tecleó el DNI de mi amigo. Miró la pantalla del ordenador y dijo:

-Pero señor, usted ya tiene una habitación en este hotel.

AMIGO 2: Ya, no importa. Ponme otra.

La recepcionista obedeció, y mi Amigo 2 subió con La Que Pota Fijo a la habitación. Pero, nada más cruzar la puerta, la chica recibió una llamada de su amiga, La Que Igual No Pota. Ella, preocupada por si había ocurrido algo malo, descolgó. Su amiga, al borde de las lágrimas, le dijo que se encontraba en el hotel Tal y que a ver dónde estaba ella. Ella respondió que estaba en ese mismo hotel, en la habitación x. La amiga dijo que la esperara ahí. Mi Amigo 2 quedó desconcertado.

Al poco, apareció La Que Igual No Pota y, nerviosa, confesó a su amiga que mi Amigo 1 la había echado de su habitación de muy malas formas tras practicar un breve coito. Mi Amigo 2 estaba convencido de que eso no podía ser “completamente” cierto, de modo que telefoneó a mi Amigo 2 en presencia de las dos chicas.

AMIGO 1: Ey, ya puedes venir.

AMIGO 2: ¿Has echado a la chica de la habitación?

AMIGO 1: Para nada. Lo que pasa es que la tía se me ha puesto a contar cosas de sus estudios, de su familia y no sé qué, y yo le he dicho: o te callas o te vas. Ha hecho las dos cosas.

Y mi Amigo 2, satisfecho con la explicación, colgó el teléfono y, girándose hacia La Que Igual No Pota, dijo:

-¿Pero, tía, por qué no te has callado?

Y, por supuesto, mi Amigo 2 no pudo culminar su plan de amor-de-una-noche. La habitación le costó 120 euros. La usó 10 minutos. La Que Pota Fijo, antes de marcharse, le dio su teléfono por si volvía a la ciudad. Él la memorizó en el móvil como La Que No Potó.

Hoy, años después, mira a su pequeña y preciosa hija y no puede evitar sonreír al pensar en lo que le espera.

Sigue aquí.

Vía Mi mesa cojea

No es poner los cuernos si…

  1. Si manoseas tetas postizas, porque en realidad no son reales.
  2. Si no te acuerdas de como se llamaba, no cuenta.
  3. Si no la llamas después, tampoco.
  4. Las mamadas ni cuentan, son como apretones de manos y autógrafos.
  5. Si estas en Europa, Canadá, Sudamérica o Japón, tu licencia matrimonial no es válida. Puedes dormir con quien te plazca.
  6. Si follas con alguien la noche antes de ver a tu novia, no pasa nada, porque sólo estás practicando para asegurarte de que no vas a eyacular prematuramente con tu novia.
  7. Si forma parte de una actuación en público, no cuenta.
  8. Si lo haces porque puede ayudarte en tu carrera, no cuenta. Pero si ella piensa que tú la puedes ayudar en su carrera, pones cuernos.
  9. Si es el cumpleaños de alguien, no cuenta (sobre todo si es el tuyo).
  10. Si la chica lleva tu nombre tatuado, follar con ella es sólo una cuestión de cortesía.
  11. Si das por culo no cuenta porque no es coito.
  12. Si se llama igual que tu novia, no cuenta, ni tampoco si tienen la misma inicial. Si no coinciden ninguna de las dos opciones, rocíala con el perfume favorito de tu novia antes de tener relaciones y todo arreglado.

Vía NSFW

Medidas estándar

No siempre que se habla de tamaños tiene que ser del tamaño de la p… Hoy cruzamos de acera y medimos el lado contrario.

  • La profundidad de la vagina en reposo es de 8 a 11 centímetros.
  • Una vagina excitada puede alargar su profundidad hasta 4 centímetros más, llegando a un máximo de 15 a 16 centímetros. ¿Sólo 4 cm más? ¿Y qué hacen los hombres que tienen su pene de 20 largos centímetros? Dos opciones: o dejan la mitad afuera o se buscan unas mujeres que sean igual de anormales que ellos y tengan un hueco un poco más profundo. En mi opinión la vagina puede extenderse un poco más, según cada pene. No vengan con uno de 25, pero uno de 20 anda bien en una vagina normal. ¿No chicas?
  • La vagina es el músculo más elástico de la anatomía femenina, lo cual permite a la hora del parto estirarse hasta llegar a dejar pasar a un bebe que puede medir unos 35 centímetros de perímetro craneano. Los hombres creo que no comprenden esto.
  • Los labios vaginales miden 2 centímetros de ancho. Sobresale hacía afuera 2 cm de la piel de esa zona.
  • El clítoris en su totalidad mide 13 centímetros, pero la mayoría de su largo se encuentra dentro del cuerpo. Sólo podemos ver el extremo que sale al exterior llamado glande del clítoris.
  • El glande clitorial, cuando no está erecto, mide de 4 a 5 milímetros, pero puede variar entre 1 y 1,5 cm durante la relación sexual.

Vía NSFW

Extorsión a una millonaria

1163672054

Curiosa la noticia.
Cuando los roles hombre/mujer se igualan es normal que pasen estas cosas. La heredera del 46% de BMW fue extorsionada por un gigoló (6 idiomas, 41 años) con la que tuvo relaciones grabadas en vídeo. El tipo la exigía cada vez más dinero para que los vídeos no vieran la luz. El golfo había extorsionado a otra de sus ricas amigas y a otras más desconocidas. O sea, que se había cepillado a todo el grupo.
Estas cosas han pasado siempre pero con los papeles cambiados. Una tía buenorra y joven que se cepilla a un vejete rico y le exigía pasta por no contarlo.
Así que la noticia, aparte de ser mala para ella, es positiva para el conjunto de la sociedad: estamos superando el machismo, poco a poco.

hb3qdx64_pxgen_r_160x200

Vía elmundo.es

Decálogo del sexo ecológico

sexo_verde_3

Como todo en esta vida se puede hacer mejor, incluso el sexo, aquí un decálogo insólito para disfrutar del sexo pero a la vez siendo respetuoso con el planeta (sick).

  1. Apaga las luces.
  2. Frutas de la pasión. Libres de manipulación genética.
  3. ¿Amor a toda costa? Las ostras y otros mariscos, como los camarones por ejemplo, pueden ser potentes afrodisiacos, pero nuestros océanos están siendo destruidos.
  4. Amor reciclado. Usa envases reciclados para guardar los productos del amor.
  5. Usa ecolubricantes. Nada mejor que la lubricación natural.
  6. Esclavo de la pasión, no del petróleo. No uses juguetes sexuales fabricados con PVCs.
  7. Ahorra agua en pareja. ¡Dúchate con alguien!
  8. Cama sustentable. Asegúrate de que la cama sea de madera certificada reconocida por el Consejo de Manejo Forestal (Forest Stewardship Council o FSC, por sus siglas en inglés), la organización internacional que reconoce el manejo sostenible de la madera.
  9. Sexo verde. Si te gusta el “spanking” asegúrate que las palas sean hechas de madera sustentable también.
  10. Haz el amor, no la guerra.

Ea, el último que apague la luz.

Technorati Tags:

 ¿Dejaría a su pareja por una infidelidad?

La respuesta más equilibrada es DEPENDE, creo yo, pero el 66,2% de los encuestados dice que se separaría en este caso.

Todavía pesa tanto la moral católica en nuestra sociedad que un infidelidad se considera lo peor que se puede hacer a una pareja. No creo que otra cosa generase ese porcentaje de respuestas afirmativas a la pregunta.

Lo curioso es que suele creerse que el amor impide que la infidelidad ocurra. Sin embargo, en relaciones donde hay mucho amor también puede presentarse.
El amor disminuye las probabilidades, pero no garantiza la total fidelidad.

Vía Infobae

El izquierdo descolgado

La mayoría de los hombres, nos hemos dado cuenta en algún momento de que un testículo nos «cuelga» más que el otro. Ese testículo colgante es el izquierdo (si no te has dado cuenta y no hace mucho frío puedes comprobarlo ahora mismo, te espero. Las damas tendrán que creerme jeje).

Bueno, pues tiene una explicación muy curiosa y anatómica. Resulta que todos los hombres tenemos un «varicocele fisiológico». Bueno, antes que nada, decir que el varicocele es un estasis venoso en la vena espermática y sus tributarias (se estanca la sangre ahí y por eso aumenta el testículo de tamaño).

Como iba diciendo, todos tenemos un varicocele fisiológico izquierdo. ¿A qué se debe esto? Pues se debe a que mientras que la vena espermática derecha aboca a la Cava, la vena espermática izquierda desagua en la vena renal izquierda. ¿Qué sucede entonces? Pues que además de dificultarse aun mas el drenaje por ser el calibre de la renal más pequeño, resulta que la espermática no tiene valvas, así que el estasis venoso estaba cantado.

Vía Estudiando MIRdicina