Teatro: La prematura muerte de un viajante

 

De quién es

  • Dirección Fernando Fabiani.
  • Idea original y guion Práxedes Nieto, Victor Carretero y Fernando Fabiani.
  • Actores Práxedes Nieto y Victor Carretero.
  • Iluminación y sonido Antonio Valiente.
  • Escenografía y vestuario Gonzalo L. Narbona.
  • Diseño gráfico y fotografía Fernando Fabiani.
  • Agradecimientos Antonio Torrero y Elena Vázquez.

Enlaces

De qué va

En el texto original de la obra, Willy Loman, viajante de comercio y protagonista de la pieza, encarna la tragedia de muchos hombres de a pie. Miller llevó al escenario a un hombre simple, agobiado por la cotidianeidad, preocupado por la relación con sus hijos. Pero el drama, lejos de quedar anticuado, sigue permaneciendo vigente, pues según las palabras del propio Miller, «Willy Loman es un personaje representativo de todos nosotros en la actualidad, en todas partes, y en todos los sistemas» y lo compara con algo tan cercano como el problema de la emigración -«ese sueño, en el que Willy Loman tanto creía, sigue siendo válido para muchos, como los inmigrantes que acuden en busca de un futuro mejor».

Eso es lo que Síndrome Clown, manteniendo siempre la tónica de humor y aire absurdo de sus montajes, pretende: Llevar a cabo una dura crítica social sobre temas tan actuales como la emigración, la burocracia, la búsqueda de la fama, el progreso, la justicia… con el argumento de la obra de Miller como hilo conductor. Ya lo dijo él en una ocasión «el arte debe servir para cambiar la sociedad»-. Y qué mejor forma de cambiarla que mediante una sonrisa. Sonrían con nosotros. Solo les llevará una hora de su vida.

Como está

Los actores han sabido expresar los temas principales de la obra literaria y adaptarlos a la actualidad. La genialidad reside en mostrar la hipocresía del sistema con mucha ironía y una pizca de humor negro que hizo que estuviesemos la mayor parte de la obra riendo a pesar de la seriedad de los temas tratados. Seguro que la obra no deja indiferente, aunque el espectador no la haya visto seguro que los contenidos le son familiares. Y, además, con el mejor estilo de los clown. Me recordaban, a otro nivel, a el humor de Los payaso de la tele de nuestra infancia. Cómicos así de buenos son los que hacen falta en el panorama actual. Estoy seguro que dentro de poco los veremos triunfar en los mass media a lo grande.

A destacar

La insistencia en recitar el monólogo de Willy Loman, que ancla la obra a la original y proporcina un gag que dura toda la obra.

Puntuación 9

A %d blogueros les gusta esto: